Multitudes marchan contra los feminicidios en Argentina

0

Bajo una lluvia torrencial y reclamando “ni una menos, con vida las queremos” transcurrieron las históricas y multitudinarias marchas de mujeres, acompañadas por organismos humanitarios, movimientos sociales y políticos, en esta capital, en las capitales provinciales y en Mar del Plata, después del Paro Nacional de Mujeres, que abandonaron durante una hora sus lugares de trabajo en protesta por el incremento de los feminicidios en toda Argentina “y la violencia machista”.

Resultado de imagen para argentina, feminicidiosPor Stella Calloni

De acuerdo con las organizadoras de la jornada de protesta en este llamado “miércoles negro” participaron en más de 130 lugares en el país y el mundo, lo que agradecieron con emoción visible. “La convocatoria, que empezó en Argentina, en menos de una semana se multiplicó en Latinoamérica y en el mundo”, recordaron.

La protesta se replicó en Chile, Bolivia, México, Estados Unidos, Uruguay, Honduras, Paraguay, Ecuador, Colombia, Costa Rica, El Salvador y Guatemala. en tres localidades de España -Alicante, Barcelona y Madrid- y Francia.

A las 13:00 horas locales, miles de mujeres, la mayoría vestidas de negro dejaron su escritorio, su lugar de trabajo, las mesas de redacciones de diarios, noticieros de televisión y radios para cumplir una hora de Paro Nacional, el primero en la historia de Argentina y el mundo en rechazo a la violencia de género.

El brutal asesinato de una joven de 16 años en Mar del Plata, víctima de violación y empalamiento fue como la gota que desbordó un vaso cargado de horrores, hecho que se produjo cuando se realizaba en la ciudad de Rosario, Santa Fe, el Encuentro de Mujeres que culminó con una manifestación de la que participaron más de cien mil asistentes, que fue reprimida por la policía..

Cada 24 horas una mujer es asesinada por violencia de género en Argentina y cada segundo una mujer llama para pedir ayuda, que lamentablemente siempre llega tarde, a pesar de la lucha de los últimos años, en que se incorporó al código penal el femicidio como causa de muerte.

Sólo en 17 días de octubre el femicidio se cobró 19 víctimas entre ellas la joven Lucía de Mar del Plta, Viviana,Beatriz, 22 años, (se encontró su cuerpo dentro de una caja); Natalia, 41 años, asesinada a puñaladas en su automóvil; Vilma, 86 años, estrangulada por su marido; Samantha 22 años, asesinada por su pareja; Alejandra, 49 años, quemada por su esposo y asi 12 femicidios en 10 días.

“¿Seguimos con la lista o paramos de una vez?”, se preguntaban en la convocatoria y la respuesta fue “nosotras paramos” para dejar claro que “el machismo mata, pero la inacción del Estado también. Si somos suficientes los que alzamos la voz, podemos persuadir al presidente, el derechista Mauricio Macri que habilite inmediatamente el presupuesto específico para poner en marcha el sistema de alerta de protección a mujeres en riesgo”.

Se escucharon en las calles centenares de testimonios de víctimas de violencia de género y también lo que sucede en el plano económico, con salarios más bajos que los hombres y otros temas que marcan la enorme desigualdad en la sociedad y en el tratamiento que dan a las víctimas de este tipo de violencia policías y jueces. Se denunció asimismo que los autores de estos crímenes, no pierden la patria potestad y hay muchos niños que son entregados a los asesinos de sus madres, cuando salen en libertad.

En este contexto se conoció una reforma propuesta por el gobierno de Macri en el Congreso, que desaparece la Unidad Fiscal Especializada en Violencia de Género, entre otras similares. Durante el debate de este martes en el plenario de comisiones de Justicia y Legislación Penal, los legisladores de la izquierda y el Frente para la Victoria denunciaron que la iniciativa no mencionaba a las unidades fiscales de violencia contra la mujer, en el caso de la Asociación Mutual Israelita-Argentina (AMIA) y la especializada en casos de apropiación de Niños durante el Terrorismo de Estado en la pasada dictadura (1976-1983).

Esto sucede en el intento de debilitar a la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, sobre la que se ejerce una fuerte presión oficial para que renuncie, a pesar de su reconocido prestigio y de que su cargo es permanente, similar al de los magistrados de la Corte Suprema. La violencia de género se expresa en la persecución política y en la marcha miles de fotos de la dirigente social Milagro Salas, presa política de este gobierno desde enero pasado en la provincia de Salta fue el símbolo de esta situación.

Fuente: La Jornada

Comentarios

Skip to toolbar