Matthew golpea en Cuba y sigue rumbo a Bahamas y Florida

0

Entró a la isla por el extremo suroriental, donde golpeó severamente la provincia de Guantánamo con rachas de vientos de hasta 300 kilómetros por hora, lluvias intensas y fuertes marejadas.

El poderoso huracán Matthew ingresó hoy por el extremo suroriental de Cuba, donde golpeó severamente la provincia deGuantánamo con rachas de vientos de hasta 300 kilómetros por hora, lluvias intensas y fuertes marejadas, que ya han provocado graves daños.

Inundaciones costeras, un puente colapsado en el municipio Imías, árboles y postes del tendido eléctrico cayeron, interrupciones en carreteras y localidades incomunicadas, son los primeros efectos provocados por el azote de Matthew en su recorrido de sur a norte por la provincia de Guantánamo, situada a unos 1.000 kilómetros al este de La Habana.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó por su parte que el ciclón se mueve ahora hacia las islas Bahamas con vientos sostenidos máximos de 200 kilómetros por hora. El jueves amenazará el estados de la Florida y los cayos adyacentes, según los pronósticos.

El huracán Matthew golpea fuerte en Cuba. La imagen de la ciudad de Baracoa. APEl huracán Matthew golpea fuerte en Cuba. La imagen de la ciudad de Baracoa. AP

El avance de Matthew hacia el sur de Florida ha sembrado la preocupación entre las autoridades. La gobernadora de South Carolina anunció que emitiría una orden de evacuación el miércoles para que un millón de personas tuvieran tiempo de abandonar la costa, mientras vecinos de la costa este acudían a ferreterías, despensas y estaciones de servicio para prepararse para la poderosa tormenta.

El huracán Matthew golpea fuerte en Cuba. La imagen de la ciudad de Baracoa. EFEEl huracán Matthew golpea fuerte en Cuba. La imagen de la ciudad de Baracoa. EFE

Este enorme huracán, de fuerza 4, hizo su entrada a Cuba en horas de la tarde por Punta Caleta con una velocidad de traslación de 15 kilómetros por hora, pero en su tránsito redujo su movimiento hasta quedarse estático durante un par de horas, indicó el Instituto de Meteorología de la isla.

Este fenómeno, que no tiene antecedente similar en Guantánamo, lanzó su embestida sobre la ciudad de Baracoa, situada al norte de la provincia, donde la situación es grave a causa de las inundaciones y los fuertes vientos que han ocasionado grandes destrozos. Testimonios de vecinos recogidos por medios cubanos indicaron que los vientos han levantado techos y han derrumbado paredes de viviendas, almacenes, instalaciones y algunos hoteles en esa localidad, la primera villa fundada por los conquistadores españoles hace 500 años.

A esas incidencias se suman el embate de olas de hasta cuatro metros en el litoral baracoense, deslizamientos de tierra en carreteras y la caída de cables del tendido eléctrico y telefónico, cuando Matthew se encontraba ubicado a unos 30 kilómetros al sureste de la ciudad oriental y a 100 kilómetros al este de Guantánamo.

Imagen de satélite tomada por EUMESAT que muestra al huracán Matthew sobre Haití, Cuba y Jamaica el 4 de octubre. EFEImagen de satélite tomada por EUMESAT que muestra al huracán Matthew sobre Haití, Cuba y Jamaica el 4 de octubre. EFE

En las provincias colindantes como Santiago de Cuba, Granma, Holguín se han registrado también efectos de esta contingencia meteorológica como inundaciones, mientras la cifra de personas evacuadas en la mitad oriental subió hasta 1,3 millones, según dijo el segundo jefe de la Defensa Civil, Luis Ángel Macareño.

Las autoridades de la Defensa Civil de Cuba activaron las medidas de prevención para reducir los daños al mínimo posible, pero sobre todo, según han señalado, con el objetivo principal de evitar la pérdida de vidas humanas.

Con un radio de acción de unos 800 kilómetros, los efectos de Matthew también amenazan las provincias centrales de Ciego de Ávila, Sancti Spirítus y Villa Clara, donde se ha declarado alerta ciclónica; mientras que Matanzas, región más occidental, se encuentra en fase informativa.

Matthew, el quinto huracán de la temporada ciclónica en el Atlántico, tiene como antecedente más cercano a Sandy, un destructivo huracán categoría 2 que en octubre de 2012 cruzó de sur a norte por Santiago y Holguín, donde ocasionó once muertos y pérdidas cuantificadas en unos 4.000 millones de dólares.

Fuente: El Clarin/ Agencias

Comentarios

Skip to toolbar