Maestros de la CNTE retienen a ocho reporteros, acusa gobierno de Tabasco

0

El gobierno del estado informó esta noche que no hay muertos ni detenidos por los enfrentamientos entre maestros y padres de familias con policías antimotines locales y federales, acción que dejó como saldo varios heridos cuando, en protesta contra la reforma educativa, los manifestantes bloquearon la carretera federal Villahermosa-Puerto de Frontera

tabasco polis contra cnteAsimismo, exigió la liberación de ocho reporteros de prensa, radio y televisión de medios locales y nacionales retenidos por los maestros inconformes, debido a que supuestamente no informan con veracidad sobre su movimiento en Tabasco.

Esta noche, en rueda de prensa, los secretarios de Gobierno, Educación y Seguridad Pública, César Raúl Ojeda Zubieta, Víctor López Cruz y Sergio Ricardo Martínez, respectivamente, rechazaron que los hechos de hoy hayan sido represión contra los maestros y padres de familias inconformes con la reforma educativa, y que lo que se busca es garantizar el libre tránsito de los ciudadanos.

Luego manifestaron que la prioridad del gobierno es lograr la liberación de los reporteros y exigieron a los inconformes garantizar su seguridad.

También anunciaron que han entablaron comunicación con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión en apoyo de los comunicadores.

Entre los retenidos se encuentran reporteros de TV Azteca y Televisa, así como de la estación de radio local XEVT y el diario Tabasco Hoy.

Según han informado a sus respectivos medios, los periodistas se encuentran retenidos en una gasolinera en el entronque de la carretera federal bloqueada y el poblado Santa Cruz, a unos 20 kilómetros de esta capital.

Los maestros, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se quejan de que en los medios se maneje que son pocos y no “miles” los que protestan en Tabasco contra la reforma educativa y, en los hechos de hoy, les molestó que se informara que son alrededor de 500 los que participaron en el bloqueo carretero cuando, según ellos, son “más de 5 mil”.

Ojeda Zubieta informó que los enfrentamientos se dieron luego de que los manifestantes rechazaron la oferta de diálogo de las autoridades de Seguridad Pública “y, ante la agresión que sufrieron los elementos policiales, se recurrió al empleo de técnicas de disuasión conforme a los protocolos correspondientes”.

Y para evitar mayor encono, “con responsabilidad se tomó la decisión de retirar la presencia policiaca del lugar”.

Además, aseguró que la situación está tratando de ser desvirtuada y que en ningún momento ha habido intención de provocar daños a la población, “y menos aún que haya habido algún deceso que lamentar”.

“Reiteramos nuestra posición de respeto a las genuinas expresiones de inconformidad social, pero no consentiremos actitudes extremas alentadas por intereses de grupo ajenos al bienestar de la colectividad”, puntualizó.

Desde la mañana, los profesores y padres de familias pretendieron bloquear la citada carretera federal que conduce a Ciudad del Carmen, Campeche, pero antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) local y federal lo impidieron, lanzando gases lacrimógenos, en respuesta a la lluvia de bombas molotov, palos y piedras que lanzaron los inconformes.

Los maestros hicieron hogueras con neumáticos y en el entronque a Villa Tamulté de las Sabanas, a 28 kilómetros de esta capital, intentaron de nuevo cerrar la vía federal, lo que derivó en seis enfrentamientos, luego que unos 300 policías antimotines los persiguieron para detenerlos y éstos se defendían blandiendo machetes y lanzando bombas molotov, botellas, piedras y palos.

Los uniformados respondieron con gas lacrimógeno, gas pimienta y balas de goma, sin embargo, el gobierno del estado rechazó el uso de esto último.

Luego de la gresca los manifestantes reportaron más de 20 heridos y por lo menos diez detenidos.

Pasado el mediodía, otros grupos de maestros y padres de familias, en protesta por lo ocurrido en la mañana, bloquearon la citada vía federal a la altura del poblado Santa Cruz, a unos 8 kilómetros del primer enfrentamiento, la cual continúa cerrada.

Al cierre de esta información, los reporteros continúan retenidos y la carretera federal bloqueada.

Fuente: Proceso

Comentarios

Skip to toolbar