“La prensa no es enemigo” reprochan más de 350 diarios a Trump

0

En un hecho sin precedentes en la historia del mundo, más de 350 periódicos de Estados Unidos unieron su voz y publican un editorial en el que asientan: “la prensa libre no es enemigo de los estadunidenses”, como afirma el presidente Donald Trump.

Bajo la iniciativa del diario “The Boston Globe”, rotativos de los 50 estados de Estados Unidos publicaron un editorial titulado: “Una prensa libre te necesita” en el que conminaron a la sociedad estadunidense a que exija a Trump dejar de atacar a los medios que lo cuestionan, exponen sus errores e investigan sus actos gubernamentales, tal y como clama el apostolado del reportaje de investigación.

“La libertad de prensa es esencial para la seguridad de la libertad, escribió John Adams”, apunta el “Boston Globe” que organizó la unidad editorial estadunidense para reclamarle a Trump que defienda y cumpla con el mandato constitucional y mundial de la libertad de expresión.

“Por más de dos siglos esta fundación de los principios estadunidenses ha servido como modelo para naciones en el extranjero. Hoy se encuentra bajo una amenaza seria y envía una señal alarmante a déspotas desde Ankara a Moscú, de Beijing a Bagdad, de que los periodistas pueden ser tratados como enemigos nacionales”, subrayó el diario organizador de la acción para defender la independencia periodística.

“The New York Times”, entre los rotativos que integran la lista de más de 350 de medios de comunicación que levantaron la voz y defensa ante el presidente de los Estados Unidos, añadió que en este año, en Estados Unidos, los ataques más dañinos a la prensa provienen del gobierno de Trump.

“Insistir que las verdades que no le gustan son noticias falsas, es un peligro para la sangre que da vida a la democracia, punto”, enfatiza la junta editorial del “New York Times”.

El influyente periódico neoyorquino y considerado como uno de los más poderosos del mundo, anota que los constantes ataques de Trump a la prensa crítica y que cuestiona a su gobierno, son “particularmente una amenaza” a los periodistas de países donde las leyes no se cumplen cabalmente y a las publicaciones pequeñas de los Estados Unidos.

“Todos estamos en esto”, añade el “New York Times” destacando la valentía y solidaridad de las más de 350 publicaciones que alzan la voz ante los ataques de Trump.

“Nosotros simplemente estamos defendiendo en lo que creemos como periodistas”, destacó en su editorial “The Denver Post”, otro de los periódicos que conformaron la masiva denuncia editorial.

Por su parte, los diarios estadunidenses que se publican en español, “El Diario”, “La Opinión”, “La Raza” y “La Prensa”, destacan en su página editorial:

“Los latinoamericanos conocen bien en carne propia lo que significa la erosión del periodismo, la intimidación a los reporteros, la autocensura, la ambición desmedida de la casa presidencial. Se dice que en Estados Unidos ‘esas no ocurren’, aunque es fácil identificar que el problema es serio cuando el presidente declara que los medios de comunicación son el enemigo del pueblo”.

“The Philadelphia Inquirer” agrega en su editorial: “Como lugar de nacimiento de nuestra democracia, Filadelfia también vio nacer a la prensa libre, y el Inquirer nació poco después que nuestro país y, orgullosamente continúa con ese legado”.

La editorial de “The St. Louis Post-Dispatch”, el periódico más importante del estado de Missouri, incluyó una denuncia directa al mandatario estadunidense:

“Trump estás infligiendo un daño masivo y tal vez irreparable a la democracia con los ataques a la prensa”.

“El líder de nuestra nación no debería estar facilitando el trabajo a los dictadores para acosar y silenciar a los periodistas en lugares donde la libertad de prensa sigue siendo un sueño”, contribuyó por su parte el diario del estado de la Florida, “The Sun Sentinel”.

La Asociación de Editores de Periódicos del estado de Washington apunto: “Nuestra libertad de prensa respalda los derechos de las personas a expresar cualquier punto de vista político imaginable. No es falso, es real y es tiempo que nuestro presidente reconozca y apoye este concepto básico y central de nuestra democracia”.

Fuente: Apro

Comentarios