La inseguridad sangra 236 mil 800 millones a los mexicanos en 2015

0

En 2015, el costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en México representó un monto de 236 mil 800 millones de pesos, equivalente a 1.25 por ciento del producto interno bruto (PIB), como resultado de la consumación de 29 millones 300 mil delitos del fuero común, que excluyen los de la delincuencia organizada, narcotráfico, portación de armas exclusivas del Ejército y tráfico de indocumentados, entre otros, revela la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (Envipe) 2016.

De acuerdo con las cifras oficiales, el número de delitos en los pasados 12 meses se redujo en 4 millones 400 mil casos, equivalentes a una caída de 13 por ciento, al descender de 33 millones 700 mil ilícitos durante 2014 a 29 millones 300 mil en 2015, año en que las personas destinaron más dinero para protegerse.

El total de delitos consumados el año pasado representa una tasa de 28 mil 202 víctimas por cada cien mil habitantes durante ese año, cifra estadísticamente equivalente a la estimada para 2014, de acuerdo con el sondeo realizado en 95 mil 714 viviendas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Después del robo, asalto en la calle o transporte público, la extorsión sigue siendo el segundo delito más frecuente, pues representa 24.2 por ciento del total de los ilícitos ocurridos durante 2015. Las entidades donde se cometen más delitos son el estado de México y la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, Adrián Franco Barrios, director general de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia, acompañado por Mario Palma, vicepresidente del Inegi, informó que cada vez es más frecuente la participación de mujeres en la consumación de ilícitos, con un índice de 8.2 por ciento, y destacó que el número de víctimas de los delitos del fuero común ascendió a 23 millones 300 mil ciudadanos, quienes tuvieron una pérdida promedio equivalente a 5 mil 905 pesos por persona.

El muestreo, realizado por unos 800 encuestadores entre el primero de marzo y el 26 de abril de 2016, detalla que la percepción de inseguridad a escala nacional es encabezada por el estado de México, con 90.6 por ciento, seguido por Tabasco, con 87.9; Tamaulipas, 86.2; Veracruz, 85.1, y Guerrero, con 84.7 por ciento.

Un caso relevante es Yucatán, que venía hace algunos años con una victimización y percepción de inseguridad muy bajas; sin embargo, en los pasados dos años ha crecido. Antes eran 15 por ciento de los habitantes de Yucatán quienes se sentían inseguros y ahora son 30 por ciento. Explicó Franco Barrios que los estados aledaños, como Tabasco, Veracruz y Quintana Roo (Cancún), son entidades que se están complicando en el delito.

El gasto de los hogares en medidas para protegerse de la delincuencia en 2015 fue de 77 mil 900 millones de pesos y tuvo un incremento de 17.7 por ciento respecto del estimado en 2014. Entre las principales medidas tomadas estuvieron cambiar o colocar cerraduras y/o candados, cambiar puertas o ventanas y colocar rejas o bardas.

La cifra negra, es decir, el nivel de delitos no denunciados o que no derivaron en averiguación previa, fue de 93.7 por ciento a escala nacional durante 2015, mientras que en 2014 fue de 92.8. La Envipe estima que en 2015 se denunciaron 10.5 por ciento del total de los delitos, para los cuales el Ministerio Público inició averiguación previa o carpeta de investigación en 59.6 por ciento de los casos.

Durante el año pasado se inició averiguación previa en 6.3 por ciento del total de los ilícitos. Lo anterior representa 93.7 por ciento de delitos donde no hubo denuncia o no se inició averiguación previa. La encuesta estima que los principales motivos que llevan a la población a no denunciar son circunstancias atribuibles a la autoridad, tales como considerar la denuncia una pérdida de tiempo, con 33 por ciento, y desconfianza en la autoridad, con 16.6.

La percepción de inseguridad de la población de 18 años y más en las entidades federativas al momento del levantamiento de la encuesta (marzo-abril 2016), se ubicó en 72.4 por ciento; se mantuvo en niveles similares a los estimados de 2013 a 2015.

Sin embargo, la sensación de inseguridad en los ámbitos más próximos a las personas se ha incrementado en 2016, llegando a 65.1 y 45.4 por ciento de la población de 18 años y más que se siente insegura en su municipio o delegación y en su colonia o localidad, respectivamente.

La Envipe estima a nivel nacional que 59.1 por ciento de la población de 18 años y más considera la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que aqueja hoy en día en su entidad federativa, seguido del desempleo, con 40.8 por ciento, y la pobreza, con 31.9.

A escala nacional, el espacio donde la población de 18 años y más se siente más insegura son los cajeros automáticos ubicados en la calle, el transporte público y los bancos.

Sobre el nivel de confianza en autoridades a cargo de la seguridad pública, seguridad nacional, procuración e impartición de justicia, 87 por ciento de la población de 18 años y más identifica a la Marina como la autoridad que mayor confianza le inspira, con ‘‘mucha o algo de confianza’’, seguida del Ejército, con 84.9 por ciento. Por otro lado, los hombres presentan un mayor nivel de confianza en la Marina, el Ejército y la Policía Federal.

Fuente: La Jornada

Comentarios

Skip to toolbar