La estación rusa que lleva décadas emitiendo señales misteriosas

0

Se puede escuchar el zumbido característico de la estación en la frecuencia de 4625 kHz.

Existe una estación que sigue inquietando a muchos radioaficionados desde hace más de tres décadas con el carácter de sus emisiones.

A principios de los años 1980 en la mítica frecuencia de 4625 kHz empezaron a difundirse señales de una estación de onda corta, que provenían desde un territorio de la URSS y que podían ser percibidas en varias partes del mundo.

Se trata de la estación denominada ‘UVB-76’, o que también se conoce como el ‘timbre’ o el ‘zumbador’. Desde finales del 2015 su distintivo es ‘ZhUOZ’. La estación aparece en la lista del portal británico ENIGMA 2000 (Asociación de la colección y monitoreo de números en Europa) con la denominación ‘S28’.

Los mensajes

Sus señales son curiosas por el hecho de que representan un zumbido misterioso que no tiene una explicación. Además, tras pausas que pueden durar unos meses o varios años, en la emisión surgen voces que dictan mensajes compuestos por números o palabras separadas, similar al código morse. En muchas ocasiones, son nombres. “Anna, Nikolái, Iván, Tatyána, Román”, reza una de las comunicaciones.

Hubo ocasiones en las que la señal se paraba, pero luego volvía la emisión. Según indica un artículo en la revista ‘Wired’, ello tuvo lugar en el 2010, el mismo año en que la estación emitió partes de ‘El lago de los cisnes’, del compositor ruso Piotr Chaikovski.

En el 2015 en un mensaje una voz masculina dictó una serie de nombres (‘Mikhail, Dmitri, Zhenya, Borís’), que fue calificado como el cambio del distintivo de llamada para ‘MDZhB’.

El propósito

Teorías de la conspiración sugieren varios propósitos de la estación de radio. En particular, algunos estiman que se trata de una red de comunicación militar rusa, mientras otros creen que en el pasado eran mensajes encriptados enviados por Moscú a sus espías en el extranjero.

El portal ENIGMA 2000 sugiere que el ‘zumbador’ es un sistema de aviso de emergencia que sería utilizado por los militares rusos en caso de un ataque nuclear. Esta información no ha sido confirmada.

Al respecto, David Stupples, experto en inteligencia de señales de la Universidad de la City de Londres, ha compartido en una entrevista a la BBC que “no hay absolutamente ninguna información en la señal”. Según el analista, si los mensajes fuesen encriptados, ello dejaría rastros en la señal. Por lo que según Stupples, es poco probable que la estación se utilice de esta manera.

La ubicación

Además del propósito misterioso, existen preguntas sobre el sitio desde el cual se producen dichas comunicaciones. Según el portal Priyom.org fundado en el 2010 tras el aumento de la actividad de la UVB-76, sugiere que de momento las señales se difunden desde el centro de comunicación militar ‘Vulcán’ en San Petersburgo. Se estima que antes del 2010 la radio emitía desde la aldea Povaróvo, cerca de Moscú.

Fuente: RT

Comentarios

Skip to toolbar