Fraudes a Pemex: todo apunta a Felipe

0

Por Jenaro Villamil

Por segunda ocasión desde Estados Unidos se divulga la información sobre avances de la investigación del megafraude contra Banamex-Citigroup y contra la principal empresa mexicana, Pemex, operada por una red de empresarios-prestanombres y un gerente bancario de la sucursal de Villahermosa, Tabasco, cuyo vínculo en común es uno: el expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

Ahora se trata de la empresa Evya, propiedad de los panistas Francisco, Luis y Roberto Camargo Salinas, creada en 1991 en Ciudad del Carmen, Campeche, y dedicada a proporcionar servicios de diseño, ingeniería, construcción, rehabilitación y mantenimiento de infraestructura petrolera.

Esta compañía fue insignificante hasta la llegada de Vicente Fox y Felipe Calderón al poder. Entre 2003 y 2014 recibieron 84 contratos de Pemex Exploración y Perforación (PEP), donde el vínculo en común es el mismo personaje del escándalo Oceanografía: Mario Alberto Ávila Lizárraga, quien fue colocado en PEP como subdirector de Mantenimiento y Logística de Servicios Marinos en la zona sureste de la paraestatal.

Evya utilizó un esquema de defraudación bancaria similar al de Oceanografía porque fue concebido por la misma persona que ahora aparece vinculado en los dos casos: Erick Cervantes Murillo, funcionario de la sucursal Banamex Villahermosa, por cuyas manos pasaron facturas apócrifas de ambas empresas con las que se obtuvieron millonarios contratos (más de 400 millones de dólares en el caso Oceanografía y casi 30 millones de dólares en el de Evya), según las investigaciones de Citigroup, en Estados Unidos.

Erick Cervantes Murillo es el mismo personaje que fue investigado por la Procuraduría de Tabasco cuando intentó sustraer de la sucursal de Banamex, en febrero de este año, documentos que sustentaban el fraude de Oceanografía por 7 mil millones de pesos, según la averiguación previa 547/2014.

Según el periódico Tabasco Hoy, pese a que fue detenido Erick Cervantes quedó en libertad al argumentar que como funcionario de la sucursal de Banamex en Villahermosa “tengo acceso a las instalaciones a cualquier hora… Es natural que lleve y traiga documentación, son únicamente documentos o papeles para el trámite”. El juez sexto penal Guadalupe Vázquez concedió valor a su dicho y lo liberó.

La mecánica de defraudación que utilizó este aprendiz de los falsificadores de Santo Domingo en Oceanografía fue la misma en el caso Evya. El mismo modelo, los mismos enjuagues, según lo publicado en adelanto por The Wall Street Journal.

Sin embargo, todos estos personajes son menores frente a la pista que se publicó el 10 de diciembre en 2013 en el diario español El Correo Gallego sobre la contratación de floteles. En la columna titulada “Barreras ata uno de los floteles con la oferta más barata”, se señaló:

“Barreras (un gran astillero español en problemas financieros) se posiciona como favorita para construir uno de los floteles de Pemex. La petrolera mexicana abrió el viernes las ofertas económicas para los dos buques. Y en la partida 1 (o primer buque), el astillero de Vigo ha presentado la mejor propuesta de los aspirantes: 296.8 millones de euros. Navantia opta al otro flotel o partida 2 con la misma oferta de 296.8 millones. Pero curiosamente, por ese segundo buque hay propuestas más ventajosas. El favorito para el segundo flotel sería el mexicano Grupo Evya de Felipe Calderón, con 217.55 millones de euros. La filial internacional de Pemex (PMI) ha presentado las ofertas gallegas a los dos floteles por las mismas cantidades. Pero llama la atención que Barreras no tenga casi competencia por su flotel, mientras Navantia tiene rivales con mejores ofertas. De todos modos, la resolución final no llegará hasta el 30 de diciembre y falta la revisión técnica”.

Esta breve referencia a la relación Grupo Evya y Calderón no mereció ningún desmentido cuando fue publicada. Lo citó Leopoldo Mendívil en su columna del 3 de marzo de este año en La Crónica. Y tampoco mereció ninguna refutación o aclaración.

¿Hasta dónde llega esta red de intereses?

Lo peor es que el Órgano Interno de Control de Pemex no ha detectado alguna anomalía. Todavía el 14 de enero pasado, de acuerdo con su portal de transparencia, la paraestatal le adjudicó un contrato hasta 2016 a Evya por 2 mil 343 millones de pesos.

En su comunicado de prensa, la senadora Dolores Padierna, integrante de la comisión Oceanografía, señaló esta referencia y consideró que “se confirma que es la información de Estados Unidos la que permite conocer de estos fraudes y no por los directivos de Pemex”.

Twitter: @JenaroVillamil

Fuente: www.homozapping.com.mx

Comentarios