El poder del Club Bilderberg se extingue

0

Según el escritor Daniel Estulin, analista de contraespionaje ruso, el actual modelo económico está tocado de muerte y las élites se están organizando en torno a otros polos de poder

El poder del Club Bilderberg se extingue

Por Andres Guerra/ La Vanguardia de Barcelona

Fue él quien rompió el secreto en 2005 al publicar ‘La verdadera historia Club Bilderberg’, obra que tuvo dos secuelas. Entretanto, otras obras nos iban revelando la existencia de organizaciones, reuniones y conciliábulos de nombres tan evocadores como el CFR, el Instituto Tavistock o la nobleza negra veneciana que venían a sumarse a la Comisión Trilateral y el Club de Roma. Ahora, en una vuelta de tuerca que muchos lectores no esperaban, el mismo autor que denunció a los bilderbergers en una alocución en el Parlamento Europeo, explica por qué la influencia del más conocido de estos círculos de poder toca a su fin.

Daniel, ¿qué motivo le lleva a sostener que una reunión a la que acuden banqueros, presidentes y medios de comunicación tan influyentes ha perdido su poder?

La gente que hay tras el club representan el modelo de los banqueros financieros, el modelo canónico que ha quebrado. Actualmente estamos en crisis de liquidez, no hay suficiente dinero en el sistema para sostener la liquidez y tanto el FMI como el Banco Mundial o la Organización Mundial de Comercio son parte de este modelo quebrado. La crisis es sistémica. No hay más dinero. El ciclo acumulación de capital en occidente ha terminado y comienza el nuevo ciclo. Cuando escribí por primera vez sobre ellos, el Club Bilderberg tenía poder porque el modelo liberal banquero-financiero funcionaba, si bien estaba agotándose. Hoy Bilderberg no puede hallar consensos para solucionar el problema de este modelo porque su lenguaje económico es el de un modelo muerto. Las últimas dos generaciones de políticos y economistas han nacido en el marco del modelo de crecimiento ilimitado, ninguna propuesta suya tendría efecto, vienen de un círculo cerrado.

Si este modelo occidental quiebra, ¿qué otros modelos o polos de poder pueden sustituirlo?

El sistema de estados nación que nace con la paz de Westfalia rige hasta los años 60. Entonces aparece lo que yo llamo la Empresa Mundial SA, es decir, poderes fácticos financieros con más poder que cualquier gobierno. Ahora estamos en una tercera parte con seis proyectos globales posibles: 1. Nuevo Jerusalén, con Londres como capital. 2. La Gran Europa, bajo influencia del Vaticano 3. Eurasia, con epicentro en Moscú. 4. China5. Califato 6. Nueva Babilonia, es decir, Wall Street. Una de las consecuencias de desmontar la estructura de los estados-nación será sustituirlos por regiones, cada región con una moneda propia.

¿Qué está ocurriendo actualmente?

Estamos asistiendo al desmontaje del petrodólar y vemos cómo el poder se está arremolinando en torno a China y sobre dos pivotes, el yuan de oro y el dinero electrónico. La aparición de Macron, que es un producto de los Rothschild, en la escena política significa que las élites mundiales ya están pensando en el colapso de la UE. Dije hace mucho tiempo que Macron era como Napoléon III. El Imperio lo necesita para romper el eje París-Berlín, empujar a Alemania a la zona de influencia asiática (Rusia y China) y así quedarse con el mercado europeo. En febrero de 2018 Theresa May se reunió con el primer mandatario chino y prácticamente cerraron el modelo asiático. El oro de los Rothschild ya está en China. En 1998, en The Economist ya se hablaba de onzas y yuanes de oro. Los planificadores muy por encima de BIlderberg tenían claro el desarrollo del mundo a 30, 50 e incluso más años.

Me interesa la opción 2 de la pregunta anterior, porque hay un representante del Vaticano en la reunión de este año.

Más allá del modelo económico que finalmente se imponga, esta crisis tiene tres posibles salidas: mediante una guerra mundial entre occidente e Islam y con la que EEUU mantiene su hegemonía, que ocurra un traspaso de poder de EEUU a China (con lo que la nueva medida monetaria sería la onza de oro) o que viejas estructuras se cobren revancha contra los liberales que impusieron su modelo tras la II Guerra Mundial. Y ahí entra el Vaticano, que quisiera volver a crear el imperio romano-germánico pero de Lisboa a Vladivostok. Es un camino muy largo.

Este año han asistido cuatro españoles a la reunión del Club, que hoy finaliza. ¿Qué papel le das a España en el escenario mundial?

España no es un país pequeño y cuatro participantes no son pocos. Suelen ser tres: representante del Gobierno, un banquero y un medio de comunicación. España forma parte del proyecto europeo con la aristocracia y el Vaticano. Europa es un bocado apetecible para Trump y para el proyecto de Londres y ambos necesitan balcanizar Europa, no destruirla pero si fragmentarla para debilitarla como mercado. Ahora Macron –que es un producto creado por los Rothschild– está en Canadá hablando de que el G7 es muy fuerte pero si EEUU cierra su mercado a Francia, Alemania o cualquier país, quiebran enseguida. España está ocupada por bases americanas y económicamente, en manos de la aristocracia europea. Pero, sobre todo, España no tiene una imagen para su propio futuro y eso significa un país en vías de desaparición.

Fuente: LaVanguardia

Comentarios