15 años a asesinos de Susana Chávez

0

Cada uno de los tres asesinos de la poeta Susana Chávez fue condenado a 15 años de cárcel por un Tribunal Especializado en Justicia para Menores Infractores. Los homicidas tenían 17 años cuando mataron a la escritora, el 5 de abril de 2011.

El Tribunal Especializado en Justicia para Menores Infractores, que encontró que se presentaron los elementos suficientes para acreditar su responsabilidad en el asesinato de la escritora de 36 años.

Los homicidas amputaron la mano a la víctima, para hacer creer que se trataba de un asesinato relacionado con el crimen organizado.

La pena máxima fue aplicada a los hoy mayores de edad Sergio Rubén Cárdenas De la O, Aarón Roberto Acevedo Martínez, y Carlos Gibrán Ramírez Muñoz, todos de 19 años.

El cadáver de la mujer fue localizado a las 00:41 horas del 6 de enero de 2011 en el cruce de las calles Cristóbal Colón y Ramón Corona, de la colonia Cuauhtémoc.

Los jóvenes fueron detenidos en términos de la flagrancia por agentes de la Fiscalía General del Estado de la Zona Norte.

De acuerdo con El Diario, al momentos de su arresto narraron que el 5 de enero de 2011 se encontraban en casa de Cárdenas De la O, en el cruce de las calles Cristóbal Colón y Ramón Corona, en donde ingirieron bebidas embriagantes e inhalaron ‘agua celeste’.

Al filo las 22:00 horas se les acabaron las bebidas y fueron a comprar más a una tienda, pero al salir de ahí se encontraron a la mujer desconocida, a quien Cárdenas De la O la invitó a tomar cervezas.

“Al llegar todos a la casa empezaron a platicar, bailar y embriagarse, pero al pasar las horas se hicieron de palabras con ella, pues los ofendió verbalmente, y entre los tres la trasladaron a la regadera, en donde le cubrieron el rostro con cinta adhesiva en color gris y la empezaron a hogar, hasta asfixiarla”, según el rotativo.

Después, entre Sergio Rubén Cárdenas y Aarón Roberto Acevedo para simular una muerte tipo ejecución le amputaron la mano con un serrucho que encontraron en la vivienda, para luego arrastrar el cuerpo ysacarlo de la habitación, dejándolo en el cruce de las calles Cristóbal Colon y Ramón Corona.

El detalle que los delató fue que la mano de la víctima la encontraron dentro de la vivienda.

Comentarios