Chofer de Uber secuestró y mató a niña de 7 años en Chihuahua

0

La Fiscalía de Chihuahua capturó con orden de aprehensión a Juan Manuel V. Ch., chofer de Uber acusado de secuestrar y asesinar a la niña Camila Cobos, de 7 años, en la capital del estado.

El chofer de Uber Juan Manuel V. fue acusado por la Fiscalía de la Mujer por el homicidio de la niña Camila Cobos de 7 años de edad, así como por desaparición forzada y pornografía infantil.

Las autoridades emitieron una orden de aprehensión por parte de la jueza de control, Claudia Cristina Campos Nuñez, la cual fue ejecutada durante la madrugada, en las instalaciones de la FEM.

La niña Seyni Camila Cobos Medina fue secuestrada en la avenida Independencia y Ramírez a 1 cuadra de su casa, a las 17:00 horas del 24 de octubre.

Según testigos el sujeto la subió a la fuerza al vehículo Ford Figo de color blanco y huyeron del lugar. Las autoridades difundieron el retrato que describieron del presunto agresor.

El conductor de Uber permanecía en calidad de testigo colaborador, pero al parecer había inventado una historia falsa para no asumir su responsabilidad.

Al ser detenido formalmente, el presunto asesino reveló el sitio donde había tirado el cadáver de la menor, una brecha de la salida a Delicias, rumbo al poblado de San Diego de Alcalá, Chihuahua.

Aseguró que no era cierto el hecho de que personas armadas lo hubieran contratado como chofer, y que en realidad él se había llevado a la menor para agredirla sexualmente, pero no era su intención asesinarla.

El asesino videograbó al ataque sexual

Camila Cobos Medina, fue violentada sexualmente por su victimario quien videograbó los hechos y los difundió, informó el gobernador Javier Corral Jurado, quien condenó este crimen y dijo que es una muestra del desprecio a la vida humana que tienen algunas personas.

El mandatario estatal refirió que afortunadamente se logró la captura del presunto responsable y confió en que la justicia de Chihuahua se ocupará de castigar de manera ejemplar a esta persona, pues dijo que la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), realizó una exhaustiva investigación que permitió obtener los elementos incriminatorios que serán presentados ante el juez.

Agregó que se trata de un hecho cobarde y de una conducta reprobable y la forma en la que cometió los hechos habla de la brutalidad y desprecio que tienen algunas personas, a las que no les importa hacer daño a personas inocentes y más tratándose de una niña de apenas siete años.

(Con información de Tiempo y El Heraldo)

Comentarios