Campaña de Clinton pagó dossier que desató el Rusiagate

0

The Washington Post devela los entretelones de la ‘investigación’ sobre los escandalosos nexos del jefe de la Casa Blanca con Moscú, indagatoria que se inició a partir de un dossier pagado por Hillary Clinton y el Partido Demócrata que recurrieron a espías británicos y rusos para montar un reporte que embarra al propio FBI.

Aquí puedes leer en inglés el reporta de Tha Washington Post

El cuartel de campaña de la excandidata a la Presidencia de EE.UU., Hillary Clinton, y el Comité Nacional del Partido Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés), ayudaron a financiar un estudio que luego se convirtió en ‘dossier’ contra el actual mandatario del país, Donald Trump, según informa el diario ‘The Washington Post’, que cita a fuentes que tuvieron participación en los hechos.

Según el rotativo, en abril del 2016 Marc Elias, el abogado que representó en la campaña a Clinton y al DNC, contrató -por medio de su compañía Perkins Coie- a la empresa Fusion GPS para llevar a cabo un estudio respecto a Trump. En medio de estos acuerdos, Christopher Steele, exagente del servicio británico de inteligencia exterior (MI-6), fue a su vez contratado para redactar o aparecer como autor del ‘dossier’ sobre los presuntos lazos del presidente estadounidense con Moscú.

Antes de que se dieran estos arreglos entre Elias y Fusion GPS, la investigación sobre Trump había sido financiada por un “cliente del Partido Republicano”, que “sigue en anonimato hasta el momento”.

Posteriormente, la campaña presidencial de Clinton y el DNC financiaron esa indagación -a través de Perkins Coie- hasta finales de octubre del 2016. Fusion GPS remitía a Elias los informes de Steele y otros documentos al respecto. Se desconoce qué parte de esta información fue proporcionada al comando de campaña de Clinton o al Comité de los Demócratas. Según una de las fuentes citadas, ni el equipo de la excandidata ni el DNC estuvieron al tanto del papel de Fusion GPS en el asunto.

En el polémico informe publicado el pasado mes de enero por el portal BuzzFeed, se habla de un supuesto apoyo de Rusia a Trump durante más de cinco años, tiempo en el que se habría recopilado información que lo compromete. El líder estadounidense ha tachado las alegaciones en su contra de “noticias falsas”.

En múltiples oportunidades, Rusia ha desmentido las acusaciones acerca de intentos suyos de influir en las elecciones de EE.UU., y el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, las ha calificado de “totalmente arbitrarias”.

Fuente: RT

Comentarios

Skip to toolbar