Ya basta de festín fósil

0

Por John Saxe-Fernández

Ante la mega tormenta Sandy que asoló Estados Unidos y la masiva desintegración del hielo ártico este verano, llegó la hora ciudadana para exigir el cese del festín bajo auspicio del poderoso cabildo fósil de las Exxon-Mobil, British Petroleum (BP), Chevron, et. al, que intentan seguir acumulando ganancias lanzando a la atmósfera más gases con efecto invernadero (GEI). Burlón, el cabildo aconseja adaptarse al clima.

En México desde hace 30 años los neoliberales reprimarizan la economía y el vital sector petroquímico, según diseños de Estados Unidos (FMI-Banco Mundial-BID). Enfatizaron la exportación, no la transformación del crudo. Sometieron al magno Cantarell a una irracional explotación inyectándole nitrógeno, con ritmos de extracción mÁxima y atacan Pemex debilitando su integración vertical, junto a un inusitado asedio fiscal desde Hacienda (FMI), endeudándola con el Eximbak para inducir su privatización. La anticonstitucional reforma energética de 2008 acentuó la privatización y extranjerización de facto de gran parte de las actividades sustantivas de Pemex. Peña (EPN) va por más, sin aclarar si seguirá con la veda a más refinerías.

El director de Pemex dice que resulta más rentable importar gasolinas que refinarlas en México, lo que rechaza el Grupo de Ingenieros Constitución del 17 y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación. Gilberto Ortiz, de Canacintra, replicó: el costo de la dependencia es mayor que el aparente ahorro que pudiera obtenerse con las importaciones. Suárez Coppel sólo ve razones de mercado y no de estrategia de desarrollo, seguridad nacional, energética y hasta alimentaria (por el impacto que tienen los combustibles en la producción agropecuaria y el transporte(La Jornada, 30/VII, p.22).

Como demostró Heberto Castillo, el costo de oportunidad es enorme, por la sustancial generación de divisas, empleo y el menor efecto ambiental de la transformación del crudo. Los neoliberales, llamados por Carlos Monsiváis la primera generación de estadunidenses con nacionalidad mexicana, en el poder desde 1983, actúan bajo otras nociones de desarrollo y seguridad. Acatan la línea del FMI-BM-BID y Eximbak. Debilitan a Pemex y EPN habla de emular la hazaña antinacional de Cardoso. Pero Fernando Siqueira, de la Asociación de Ingenieros de Petrobras, ya advirtió que México no debe ver el proceso de apertura en Petrobras como un ejemplo. En Brasil estamos en plena campaña para recuperar el control sobre el petróleo, y Brasil tiene que copiar a México el marco constitucional de control del Estado sobre sus recursos… (La Jornada 12/III/2008). Brasil sube porque cuida ciencia y tecnología, la renta petrolera y el ritmo de explotación.

Lo que para los neoliberales es buen negocio, es grave riesgo para México en tiempos de guerras por los recursos. En pos de los entes nacionales de petróleo y sus reservas, las potencias recurren a instrumentos militares, no de mercado: con mil minutas de las reuniones entre BP, British Gas, Shell y el gabinete de Blair, obtenidas bajo la Ley de Libertad de Información de Estados Unidos e Inglaterra, Greg Muttit en Fuel on Fire (Random House, 2011) develó la centralidad del crudo en la planeación y ejecución del ataque contra Irak lanzado por Bush y Blair en marzo de 2003, ¡con millón y medio de bajas civiles y una brutal devastación humana y de infraestructura! Por ese libro y revelaciones de prensa se supo del contubernio entre las petroleras, el Pentágono de Bush y el gabinete de Blair, en la planeación y ejecución de la invasión y ocupación de Irak.

Muttit reiteró a Phil England de The Independent (22/IV/2012) que la meta militar/empresarial fue usar la fuerza para arrebatar el petróleo al gobierno iraquí y transferir su control a las petroleras internacionales, que intentan pasar de 2.5 millones de barriles diarios a 12 millones para seguir con las ganancias del festín fósil.

Mientras los crímenes de guerra de Bush, Blair et al siguen impunes, el gobierno de Irak remató 60 por ciento de las reservas probadas. Las concesiones a BP, Shell y Exxon de dudosa legalidad, son la mayor venta de la historia, redituando a las empresas 20 por ciento o más (ibid). En México se mantiene la extracción máxima, en un medio financiero, militar y ambiental volátil y pese a que nuestra reserva se desploma.

Además de unirnos a Sicilia en la exigencia para que cese la guerra irregular (terrorismo de Estado) con que Estados Unidos intenta cubrir con un manto de sangre y seguridad la explotación acelerada de los recursos naturales al sur del Bravo –incluyendo el gas y petróleo de esquisto, con enorme emisión de metano–, que también reconozca que la desintegración sin precedentes del Ártico y la mega tormenta Sandy, que afectó a 60 por ciento de su población, indican que ante un termostato atmosférico al alza, son de urgencia mayor medidas vinculantes para reducir los GEI.

El mensaje del Ártico y de Sandy es: ¡basta de festín fósil!

http://jsaxef.blogspot.com

Fuente: La Jornada

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar