Urgen a crear comisión de la verdad para todos los desaparecidos

0

En el foro “¿Olvido, verdad o justicia?”, realizado en el Colegio de México, varias madres con hijos e hijas desaparecidos exigieron a gritos la creación de una comisión de la verdad para todos los casos de desapariciones en el país.

Ahí mismo, la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, anunció que el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, le dio “carta abierta” para lograr la pacificación del país, incluida la legalización de las drogas.

Las madres, además, tomaron el micrófono para manifestar sus dudas sobre la amnistía a delincuentes anunciada en la campaña presidencial.

“¡Somos miles más 43, éramos miles desde antes!”, gritó el grupo de mujeres que, portando los carteles con las fotografías de sus familiares desaparecidos, manifestaron su desacuerdo en que la comisión de la verdad anunciada sea sólo para investigar la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014.

En el evento, en el que la ministra en retiro delineó las propuestas del nuevo gobierno –como la ley de amnistía, las comisiones de la verdad, los foros para la pacificación del país, la reparación de daño a las víctimas y la legalización de las drogas-, también anunció que López Obrador le llamó para comentarle su postura de legalizar las drogas.

Según su versión, éste le dijo: “Tienes carta abierta, lo que sea necesario para pacificar este país. Abramos el debate”.

Durante el foro, Marieclaire Acosta, Santiago Corcuera, Javier Sicilia, Mónica Serrano y Sergio Aguayo agradecieron a Sánchez Cordero su interés en la agenda de derechos humanos, pero le plantearon sus dudas sobre las propuestas para la justicia transicional.

Especialmente, señalaron que antes de hablar de amnistiar a quienes delincan, debe haber una reformulación del sistema de procuración de la justicia, así como una investigación de quiénes fueron las víctimas y quiénes los perpetradores, qué hicieron, y si se les puede perdonar.

También hablaron sobre la necesidad de reconocer que el sistema de justicia está colapsado y que se requiere una política coherente de pacificación.

Acosta mencionó que al planteamiento le falta reconocer el colapso institucional y la captura del Estado. “Sólo con comisiones de la verdad y sin instauración de justicia será imposible. Se iniciaría un nuevo ciclo de violencia”, dijo.

Corcuera, experto en desaparición forzada y luego de desempeñar cargos en la ONU, previno que una mala amnistía puede beneficiar a los perpetradores y nunca cerrar el daño causado para las víctimas. Pidió que se reconozca la necesidad de ayuda internacional ante el nivel de colapso de las instituciones.

También demandó que el futuro presidente “saque las manos”de la selección de magistrados, el fiscal nacional y los estatales y que se retire a las fuerzas armadas de la tarea de seguridad pública.

El poeta Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, dijo que el ofrecimiento anticipado de amnistía le preocupa porque aún no hay investigaciones de los crímenes ni cuáles personas serán amnistiadas.

“Crear comisiones de la verdad individuales para asuntos individuales no va a resolver el problema, será más conflictivo”, consideró. Luego, pidió un rediseño de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Sergio Aguayo recordó que hace 18 años, el presidente Vicente Fox traicionó su compromiso de crear una comisión de la verdad para esclarecer los crímenes cometidos durante la “guerra sucia”, pero aplaudió la presencia de la ministra en el foro para delinear sus propuestas.

La investigadora Mónica Serrano mandó una ponencia en la que señaló que se debe de reconocer que México está en guerra y que ésta sigue. Agregó que, para crear la paz, se requerirá una convergencia del Estado que trabaje con expertos en mediación y pacificación, derechos humanos y expertos en crimen organizado y narcotráfico.

En el foro “¿Olvido, verdad o justicia?”, Sánchez Cordero empezó señalando que se debe dejar de simular que en México no hay violencia ni como políticas de derechos humanos. Se dijo abierta a escuchar opiniones sobre cómo deberá ser el proceso de justicia transicional y si será mediante comisiones de la verdad para casos específicos, regionales o nacionales, como en Perú, Guatemala o Colombia. Y expresó que estas no deben llevar más de cuatro años en su encomienda y no deben excluir o sustituir los procesos de justicia.

Las demandas

Las madres y padres víctimas de la violencia que tomaron el micrófono pidieron lo siguiente: abrir todas las fosas clandestinas, no sólo las del crimen organizado, así como las de las fiscalías; investigar a gobernadores y fiscales; y no recortar los presupuestos para las búsquedas de personas y usar el dinero decomisado a los narcos para financiarlos.

También demandaron revisar el “mal trabajo” que hace la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como las instituciones dedicadas a la investigación, búsqueda e identificación de restos -en especial, a la Policía Científica-, además de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y que “las reformulen”; además de que no cambien a los Ministerios Públicos “que sí trabajan”.

Incluso, hubo un señalamiento de que investiguen a “la mafia” que dirige la Secretaría de Gobernación (Segob) y que se dedica a los secuestros.

Desesperado, un padre de familia de Guerrero dijo a gritos que, ante la inacción de las autoridades por rescatar a su hijo secuestrado hace siete años, ha pensado en ejecutar a sus victimarios. “¡Estamos hasta la madre!”, reclamó.

La ministra en retiro Olga Sánchez Cordero prometió a los inconformes que tendrán “puertas abiertas” en el nuevo gobierno y serán bienvenidos a aportar la información necesaria para que las autoridades puedan actuar en la investigación de sus casos.

Al final del foro, al ser cuestionada por la prensa, la futura funcionaria dijo que, una vez que tome posesión como presidente, López Obrador invitará a participar a los foros de pacificación al Papa Francisco y que será una invitación formal de México a El Vaticano, entre jefes de Estado.

Minutos antes, el poeta Javier Sicilia criticó el “lamentable” anuncio de la supuesta participación del pontífice y el intento de mediatizar el tema como si fuera un “show”. “El Papa no va a venir a solucionar nuestros problemas”, aseveró.

Fuente: Apro

Comentarios