Ciudad industrial sólo para mujeres

0

Las trabajadoras de Arabia Saudita contarán a partir del próximo año con una ciudad industrial exclusivamente femenina. Esta ciudad se construirá en Hofuf, en el este del país, y será un lugar en donde la población femenina podrá trabajar sin contravenir las estrictas leyes islámicas que rigen el país.

Esta ciudad industrial será la primera de otras cuatro ciudades que las autoridades sauditas pretenden construir exclusivamente para mujeres empresarias y trabajadoras en Riad, la capital del país.

El gobierno espera reunir la industria liderada por las mujeres – la industria textil, farmacéutica y alimentaria principalmente – en esta futura ciudad, con el objetivo de crear más oportunidades de empleo para las mujeres y finalmente ir sustituyendo gradualmente la mano de obra extranjera por mano de obra saudita. En total se calcula que se crearán 5.000 puestos de trabajo.

Además, con este proyecto, el gobierno pretende que las mujeres sauditas trabajen más y adquieran una mayor independencia financiera, pero siempre respetando la segregación de sexos obligatoria en los espacios públicos.

En efecto, Arabia Saudita se rige por la sharia wahabí, un código de leyes ultra conservador que contempla la segregación entre sexo al igual que duras restricciones para las mujeres. Las mujeres en este país no pueden, por ejemplo, conducir ni trabajar sin permiso de un hombre, habitualmente padre o esposo. Sin embargo, pese a esta restrictiva legislación, las sauditas representan el 15% del total de trabajadores de fábricas.

La Autoridad Saudita para la Propiedad Industrial (Modon), que esta construyendo la ciudad industrial para mujeres en Hofuf, espera que la ciudad esté lista el próximo año. “Estoy seguro de que las mujeres pueden demostrar su eficacia en muchos aspectos e incorporarse a las industrias que mejor se ajustan a sus intereses, su naturaleza y capacidad”, dijo el viceministro de Modon, Saleh al-Rashid.

Por medio de un comunicado, Modon añadió que Hofuf está preparado para ofrecer “un ambiente y unas condiciones de trabajo en consonancia con la privacidad de las mujeres, de acuerdo con las directrices y normas islámicas para las trabajadoras”.

Según el diario Al Eqtisadiah, el proyecto fue propuesto por un grupo de empresarias sauditas. Hussa al-Aun, una mujer de negocios saudita declaró que “la nueva ciudad industrial debe tener un centro de formación especializado para ayudar a las mujeres a desarrollar sus talentos y formarlas para trabajar en las fábricas. Esto es esencial para reducir el desempleo entre las mujeres graduadas”.

Arabia Saudita es uno de los países del mundo donde existe una mayor desigualdad entre las condiciones de vida de hombres y mujeres. Suele ser blanco de las campañas de denuncia de organizaciones de derechos humanos por su constante discriminación hacia el sexo femenino: en septiembre de 2011, una mujer fue condenada a diez latigazos por conducir un auto por las calles de la ciudad de Jeddah, aunque posteriormente el castigo fue revocado.

Este año, las mujeres sauditas pudieron participar por primera vez en unos Juegos Olímpicos, aunque con una condición: que vistieran un uniforme de acuerdo con las normas religiosas del país. Así, la atleta Sarah Attar y la judoca Woodjan Ali Seraj compitieron en Londres 2012, pero con la cabeza convenientemente cubierta por un pañuelo.

–  María Elena Bucheli

Fuente: Radio Francia Internacional

Comentarios

Skip to toolbar