Todas las fosas de Veracruz fueron encontradas por ciudadanos

1

En Veracruz, grupos de activistas señalan que la omisión que hace la Fiscalía General del Estado sobre las investigaciones de fosas clandestinas va más allá de la falta de recursos que argumenta

Por J. Jesús  Lemus

El conjunto de fosas clandestinas encontrado en terrenos de la colonia Lomas de Santa Fe, al norte del Puerto de Veracruz, es solo una muestra de la dimensión del problema que representa en esta entidad el tema de los entierros clandestinos e identificación de víctimas de desaparición.

En Veracruz, de acuerdo a Lucia Díaz, directora del Colectivo Solecito, existen por lo menos media docena de fosas clandestinas que están plenamente identificadas desde hace más de cinco meses.

El fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz, dijo que la dependencia no cuenta con recursos para realizar las investigaciones con prontitud, atribuyéndolo al desfalco generalizado que dejó la administración de Javier Duarte de Ochoa, pues -aseguró- se llevaron hasta los recursos para la compra de reactivos químicos periciales.

Con el apoyo de la Policía Federal, han sido las familias de los desaparecidos las que hacen labores de ubicación de fosas clandestinas e identificación de los restos óseos.

Para la activista Lucía Díaz, la omisión que hace la Fiscalía General del Estado de Veracruz sobre las investigaciones de fosas clandestinas va más allá de la falta de recursos.

“La Fiscalía no tiene ningún interés en el esclarecimiento de miles de desapariciones que se contabilizan en el estado. Para ellos (el Gobierno estatal) este es un tema de poca importancia”.

Desde el pasado mes de agosto, los colectivos han proporcionado informes certeros a la Fiscalía sobre la ubicación de al menos seis fosas, que solo han sido ubicadas geográficamente y faltan trabajos de exhumación e identificación de cadáveres.

La fosa de Lomas de Santa Fe, calificada por el propio fiscal estatal como “la fosa clandestina más grande de México, y probablemente la más grande del mundo”, fue notificada a la autoridad ministerial desde octubre pasado, aún en el periodo de Javier Duarte, pero no se quiso averiguar. Tampoco la actual Fiscalía ha sido diligente en la investigación.

“El fiscal ni siquiera se ha parado en la zona delimitada de los entierros clandestinos. Por eso resulta chocante que hoy salga el fiscal a decir que ya se realizan los trabajos de investigación, cuando eso no es cierto”, dijo Lucía Díaz.

Los trabajos de identificación están paralizados porque la Fiscalía no cuenta con un banco de ADN para esas labores.

Por esos motivos, los colectivos solicitan la intervención del Gobierno federal en todas las fosas que se han detectado en la entidad.

Pesada labor

En Veracruz, ante la omisión de la autoridad, son los familiares los que buscan y encuentran fosas:

12

Colectivos de familiares de víctimas de desaparición piden 
la identificación 
de los cuerpos en fosas

140

Familiares de desaparecidos integran el Colectivo Solecito 
desde agosto pasado

125

Fosas clandestinas han podido ubicar las familias de desaparecidos en todo el estado

80

Cuerpos de personas desaparecidas han identificado con apoyo de la Policía Federal

Con la carga y el dolor

La directora del Colectivo Solecito, Lucía Díaz, dijo que es lamentable lo que sucede en Veracruz, “en donde los familiares de las víctimas, además de cargar con el dolor de la desaparición de sus seres queridos, también tienen que cargar con el peso de las investigaciones para ubicación de fosas, ante la ineptitud de las instancias estatales”.

Recordó que, pese al elevado número de desaparecidos, la policía estatal no ha sido capaz de detectar una sola fosa clandestina.

“Todas las fosas encontradas han sido resultado del trabajo de las organizaciones de familiares de víctimas, los que aportan su dinero, su tiempo y su esfuerzo a la penosa tarea que ha sido dejada de lado por el Gobierno estatal.

“No recibimos ningún apoyo del Gobierno estatal, pese a que los gastos de búsqueda cuestan más de 10 mil pesos a la semana, los que logramos recaudar mediante la venta de ropa, comida y donaciones que recibimos de algunas personas que nos apoyan”.

Los trabajos de investigación del Colectivo Solecito se realizan en forma rudimentaria: se revisan más de 12 hectáreas de suelo cada día. Se buscan indicios de remoción de tierra. Se clava una varilla de más de dos metros de largo, y luego se olfatea la varilla para la detección de olores putrefactos.

En cada sitio en donde se ubica la posibilidad de un entierro ilícito, se realiza la excavación de hasta dos metros de profundidad para confirmar la existencia de restos áridos.

Al encontrar una fosa, el colectivo da vista a la autoridad de la Fiscalía Estatal, que se limita a proteger la zona, sin ejecutar trabajos de investigación en forma inmediata.

Para ellos nada ha cambiado

En Veracruz, aunque ya no está Javier Duarte al frente del gobierno, no ha cambiado nada en materia de procuración de justicia, considera la activista Lucía Díaz.

“Aquí sigue siendo lo mismo: injusticia, delincuencia e impunidad”, expresó con desaliento la mujer que lleva más de tres años buscando a su hijo de 29 años de edad.

La policía -explicó- sigue coludida; los criminales y las policías actúan con total impunidad.

El Colectivo Solecito documentó el caso de Gardel, donde en una sola calle en una sola noche, desaparecieron hasta diez muchachos en redadas que hacen los grupos armados, de los que no se sabe sin son policías o delincuentes.

“El Fiscal sólo habla de los desaparecidos de Duarte, pero no refiere nada de los desaparecidos de Yunes (…) calculamos que ya son más de 200 los desaparecidos en lo que va de la actual administración estatal”.

Cuestionó las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que detallan que en Veracruz, hasta enero pasado, se registraban 722 desaparecidos, 524 denunciados ante el fuero común y 198 ante el ministerio público del fuero federal.

Las cifras del colectivo indican que en Veracruz deben ser casi 30 mil los desaparecidos, igual que en Michoacán y Tamaulipas, en donde las cifras reales pueden ser superiores hasta en tres veces más sobre los datos oficiales.

“Frente a los más de 27 mil desaparecidos que a la fecha reconoce el Gobierno federal, puede que la cifra sea de más de 400 mil desaparecidos”, concluyó Díaz.

1 Comment

  1. MILES DE MILLONES DE PESOS SE TOMAN DE LAS FINANZAS DEL GOBIERNO PARA INCREMENTAR ARMAMENTO Y CAPACITACIÓN A LAS FUERZAS POLICÍACAS, RESULTADO NULO.
    Ciudadanos con sus propios esfuerzos y necesidades económicas se tomaron la tarea de localizar los restos de sus familiares masacrados por una guerra no declarada, no puedo decir tuvieron exito, es penoso decir exito cuando estas desenterrando de las entrañas de la tierra a un familiar querido, Me pregunto que respuesta tiene este Gobierno por los miles de muertos en estos últimos 11 años, nop tuvieron la capacidad intelectual y el esfuerzo necesario para localizar los restos, y DUARTE esta vivo disfrutando su riqueza robada apoyado por cómplices con poder político, comentare lo que menciono una persona lo están localizando en la sección amarilla.o blanca, DIOS CUANTO DAÑO SE HA HECHO A ESTE PAÍS.

Comentarios

Skip to toolbar