Tensión máxima en Madrid por el #25s

0

La delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha alertado este lunes de que tiene informes policiales que apuntan las “intenciones poco pacíficas” de algunos convocantes del movimiento del asalto al Congreso de los Diputados para la jornada de este martes, 25 de septiembre. En declaraciones a ABC Punto Radio, la delegada de Gobierno en Madrid ha indicado que le “preocupa” que las movilizaciones puedan “terminar mal” pues “siempre” hay grupos o personas que van a la movilización de cualquier tipo “para reventarlo”.

“En esta movilización me preocupa la radicalidad de algunas de las organizaciones que lo están apoyando”, ha señalado la delegada de Gobierno, quien ha añadido que tiene “informes policiales donde se alertan de la intenciones poco pacíficas de algunos de los convocantes”.

Según Cifuentes, la Policía “va a actuar” de una manera “razonable y proporcionada” y se va a dejar que la gente que se quiera manifestar lo haga por el Paseo del Prado, “como se ha hecho en los últimos meses en más de 100 ocasiones” en el Eje del Paseo del Prado, Neptuno y Cibeles “pero lo que no se va a permitir que se rodee el Congreso”.

Para la delegada de Gobierno en Madrid, el problema es que lo que algunos grupos pretenden “no es una movilización ciudadana por la situación actual”. “Lo que se está promoviendo por parte de algunos grupos es un cambio de sistema político, un cambio constitucional, un movimiento que, en mi opinión, pretende una involución política”, ha dicho.

Cifuentes ha indicado que a parte de la Coordinadora del 25S, la movilización también “está apoyada por grupos de ultraderecha, algunos de ellos, con una ideología muy cercana al nazismo”, lo que, a su juicio, prueba “que en ocasiones los extremos se tocan” y que “consta la radicalidad de este tipo de movilización”.

Además, Cifuentes ha advertido que “intentar coaccionar” la voluntad de los diputados mientras están reunidos de las Cortes es “un delito tipificado en el artículo 494 del Código Penal” y que, por lo tanto, “la Policía va a actuar en consecuencia para que se cumpla la legalidad”.

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha advertido que la última vez que se rodeó la Cámara Baja fue durante el intento de golpe de Estado del teniente coronel Antonio Tejero el 23 de febrero de 1981.

“La última vez que yo recuerdo que se rodeaba y se tomaba el Congreso fue con ocasión del intento de golpe de Estado”, ha aseverado Cospedal en una rueda de prensa ofrecida en Génova, tras presidir una reunión con vicesecretarios generales y portavoces parlamentarios del Partido Popular. 

Dicho esto, ha recordado que Tejero ocupó el Parlamento porque “quería taparnos la boca a todos los españoles que habíamos elegido libremente a nuestros representantes y nuestro modelo”. “Ocuparon la casa que es de todos, donde se residencia la soberanía nacional e intentaron dar un golpe de Estado”, ha insistido.

“Eso es ocupar el Parlamento y tratar de contrariar la voluntad popular”, ha señalado, al tiempo que ha manifestado que “estaría bien que estas personas dijeran qué es lo que quieren decir”. “No sé por qué hay que tratarlos de manera distinta si lo que pretenden es ocupar la casa de la soberanía nacional. Desde el PP lo rechazamos tajantemente”, ha concluido.

Fuente: SDP/EP

Comentarios

Skip to toolbar