Taikonauta china quiere ser mamá

0

Redacción HD

De niña soñaba con ser chofer de autobús, sin embargo la vida la condujo a convertirse en la primera taikonauta china y ahora lo que más desea Liu Yang, de 34 años, es convertirse en madre, para lo cual tendrá que poner manos a la obra con su marido, en cuanto baje a tierra.

“Me gustan los niños y la vida”, dijo Yang a China News, antes de partir al espacio. “Ser ama de casa y pasar tiempo en familia representa un tipo de felicidad, ser un astronauta es otro tipo de felicidad que no todo el mundo puede tener”.

Admitió sentirse culpable de tener abandonado a su marido debido a las extenuantes jornadas de entrenamiento de hasta 16 horas diarias. “Me ha apoyado mucho”, relató Liu a propósito de su esposo. “Se lo agradezco mucho”. Además, anunció a que a su regreso hablaría con él.

La presentación oficial de la atractiva mujer de 33 años con pelo corto, vestida con su uniforme azul, se hizo con una entrevista a la televisión CCTV, el viernes. Este sábado ha partido al espacio junto con dos astronautas varones y se convirtió en la primera mujer china en que viaja al espacio exterior. “Creo en la perseverancia. Si se persevera, el éxito está delante de todos”, aseguró.

Liu Yang, a quien le encanta las alitas de pollo remojadas en Coca Cola, se ha unido este sábado a la historia de la exploración espacial en el capítulo en el que ya están inscritos los nombres de otras dos mujeres: Valentina Tereshkova y Sally Ride.

“Como piloto, he volado en el cielo. Ahora que soy astronauta, volaré en el espacio. Este vuelo será mucho más elevado y alejado”, dijo la primera taikonauta china. “Quiero experimentar la ingravidez en el espacio y disfrutar de la belleza de la Tierra”.

Lo que en China se llama taikonauta es lo mismo que en USA se denomina astronauta y en Rusia cosmonauta: un viajero espacial. En chino  taikong significa espacio, en griego nauta significa navegante, de ahí el neologismo.

China está llevando a cabo el ambicioso proyecto de la primera estación orbital china, justo cuando el programa espacial norteamericano está detenido por la restricción de fondos a la NASA, decretada por el presidente Barak Obama, y ahora depende básicamente de contratistas privados para enviar personal, equipo y aprovisionamiento a la Estación Espacial Internacional.

De acuerdo con los expertos, la tecnología espacial china es similar a la que disponían Rusia y Estados Unidos en la década de los 60, aunque con los avances tecnológicos actuales, lo cual representa una ventaja. Sin embargo, no es la única ventaja: China no enfrenta problemas presupuestales para financiar su proyecto espacial, por lo que se prevé que continúe avanzando sin parar.

– Con información de Gizmodo y AFP

Comentarios

Skip to toolbar