Seguiremos tocando intereses, como bebidas azucaradas: López-Gatell

0

El doctor Hugo López-Gatell afirmó que México “no tuvo durante 40 años el desarrollo del sistema nacional de salud que la población exigía. La distribución de los recursos, personal, infraestructura, insumos se hizo de manera desigual. Hay enorme mayoría territorios que no tiene cobertura de salud”. Y explicó que por todo lo anterior, la actual administración busca un cambio de perspectiva completo. Para atender el problema de salud pública que representan las enfermedades crónicas —determinantes de la mortalidad en México durante la epidemia de #COVID19— debemos revisar los elementos estructurales.

Durante la sesión infomartiva de este jueves sobre la pandemia del coronavirus, López-Gatell dijo que al hablar de los daños que causa el consumo de bebidas azucaradas en la salud al que se asocian más de 40 mil muertes al año, inevitablemente se tocan intereses, pero en la actual administración se seguirá hacienda.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud afirmó que “nosotros lo decimos enfáticamente: queremos cambiar por completo la perspectiva (de pasadas administraciones). No consideramos apropiado sustituir un servicio público gratuito por empresas comerciales como si estas pudieran llegar a resolver lo que no han resuelto durante años”. Cada vez que hemos dado un paso hacia ese camino, y lo seguiremos haciendo, con la pena, obviamente, hay intereses que quedan expuestos y vulnerados y que expresan insatisfacción, sostuvo.

Al principio del 2020 entró en vigor el Insabi y desapareció el modelo de financiamiento para que proveedores, posiblemente privados, entraran a ofrecer servicios y se les financiara desde el Gobierno, dijo López-Gatell. “Ese modelo está documentado. Se implementó en muchos países al mismo tiempo que en México, como Chile y Colombia. Nosotros consideramos que es un modelo erróneo”, explicó el funcionario durante la conferencia en el Palacio Nacional.

“Durante los años 80 se privilegió la tecnología, los servios especializados con alta necesidad financiera y se olvidó que México es un país de enormes desigualdades económicas y sociales”, añadió.

“Cuando uno quiere enfrenta un problema, en este caso de salud, uno tiene que entrar a los elementos estructurales. ¿A qué le llamamos elementos estructurales? A la economía, a la forma de organización del Gobierno, al régimen. Eso irremediablemente es el proyecto político de un gobierno y surge la confrontación de ideas y perspectivas porque hay intereses que son tocados. Si hablamos de bebidas azucaradas, hay intereses que son tocados, y obviamente empieza la discusión”, subrayó.

“Hay un debate público sobre cuál es el rumbo de este país. Es importante que los elementos que se necesitan modificar, sean presentados explícitamente sobre la mesa. Que cada quien declare cuáles son sus intereses. Cada quien debe decir explícitamente qué pretende uno”, advirtió.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.