“Se va Ochoa Reza y sube Rubén Moreira” a la dirigencia del PRI

0

Luego de una serie de declaraciones desafortunadas, parece que el tiempo de Enrique Ochoa Reza como presidente del Partido Revolucionario Institucional está por llegar a su fin, a pesar de que se dijo que no era cierto, la realidad es que su tiempo terminó a petición de algunos diputados federales, por lo que de acuerdo a mecanismos internos del tricolor, eventualmente Rubén Moreira, el controvertido ex gobernador de Coahuila, terminaría siendo el presidente nacional del PRI.

De ello, en El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “la decisión del relevo de Enrique Ochoa de la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional está tomada y será la próxima semana cuando se anuncie su salida, muy probablemente para ocupar un cargo en el gabinete. El presidente Peña Nieto moverá a partir del martes a algunos de sus secretarios que se irán como candidatos al Senado”,

‘Ochoa cumplió su ciclo ya al frente del Partido Revolucionario Institucional y no le es más útil ni a Peña y mucho menos al candidato José Antonio Meade. […]. Entrón, habilidoso con la lengua y organizado, el ex director de la Comisión Federal de Electricidad cumplió perfectamente, hacia afuera, el papel para el que lo mandaron a dirigir al partido del que él había renegado públicamente […] cuando negó ser militante o consejero del priísmo. Pero hacia adentro, ante el priísmo cupular y de los grupos, nunca fue aceptado ni llego a ser visto como uno de los suyos, menos como un líder. Esa falta de aceptación, azuzada por las ambiciones y pasiones naturales que desata el actual reparto de candidaturas en las que se vio rebasado en su capacidad de operación, fue lo que emergió el martes pasado en la reunión plenaria de los diputados del Partido Revolucionario Institucional en donde al menos once legisladores federales se lanzaron abiertamente contra la permanencia del dirigente nacional […]”.

“Aunque esa rebelión fue sofocada y acallada, por órdenes del propio Ochoa Reza, quien esa misma tarde le llamó enojado a Iriarte y le exigió a gritos —con el estilo prepotente que tanto le critican— que saliera a desmentirlo, la realidad es que las voces de inconformidad de los diputados no serían las únicas […]. Así que el domingo, que José Antonio Meade asuma la candidatura formalmente, podría haber una emotiva despedida para Enrique Ochoa, a quien le darán una salida más que digna si lo mandan a una de las dos o tres secretarias que quedarán vacantes por los que se van en busca de fuero a las listas de los senadores del Partido Revolucionario Institucional; es muy posible que pueda ir a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. […]”.

Ante la danza de nombres que comenzó para saber quién sería el sustituto de Ochoa, algunos se apuntaron y otros se descartaron. Emilio Gamboa, por ejemplo, al que comenzaron a mencionar insistentemente, llamó el jueves por la noche al noticiero del periodista José Cárdenas para decir que él no iba al Partido Revolucionario Institucional y darle su respaldo a Ochoa, a pesar de que ya para entonces el propio Gamboa sabía del relevo inminente. Otros mencionaron al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, y aunque éste siempre ha estado listo y con interés en el Partido Revolucionario Institucional, la realidad es que en este momento Alito está más ocupado e interesado en permanecer en Campeche que en llegar a una dirigencia en un momento tan incierto y complicado. […]”.

La decisión de Peña, según se comenta ya en el equipo cercano de Meade, es que el relevo en el Partido Revolucionario Institucional se resuelva por el mecanismo estatutario de prelación: es decir, que ante la renuncia de Enrique Ochoa, la secretaria General, Claudia Ruiz Massieu, subiría como presidenta, y como nuevo secretario general sube Rubén Moreira, actual secretario de Organización. Luego, en un par de semanas, cuando Ruiz Massieu renuncie para irse como candidata al Senado, el ex gobernador de Coahuila se quedaría como presidente nacional por lo que resta de la campaña. […]”.

“Es decir que si ya José Antonio Meade dijo en Tlalnepantla que ‘voy a ganar como lo hizo Alfredo del Mazo’, ahora, si se consuma la llegada de Rubén Moreira como presidente del Partido Revolucionario Institucional, que cada quién saque sus conclusiones”.

Fuente: SinEmbargo

Se va Ochoa; sube Moreira por Salvador García Soto

Comentarios