RYLA: Juventud y nuevos liderazgos para Ciudad Juárez.

0

Por: Jesús A. Rodríguez Alonso

 “Si cada día coges un puñado de arena, formarás una montaña” 

Buda

 En días pasados tuve la oportunidad de estar presente en un evento sumamente interesante y por demás motivador. Asistí a una junta informativa organizada por el Club Rotario Internacional, en el marco de la edición 29 del Seminario  Rotary para Líderes Jóvenes, mejor conocido  como RYLA. La razón por la cual me sentí emocionado, fue el hecho de encontrarme con un grupo de más de 60 jóvenes entre los 16 y 19 años, con diversas y amplias habilidades; estudiantes preparatorianos de nuestra abrumada y heroica ciudad. Observar sus expresiones fue un deleite, un atisbo de esperanza surgió en mí, pero en ellos era una realidad; un reconocimiento a su quehacer. Pero por qué escribir al respecto, algunos dirán que  hay muchos eventos de este tipo: cursos de valores, talleres de liderazgo, crecimiento espiritual y religioso, etc. probablemente sí; sin embargo, en lo particular me hizo reflexionar en varias asuntos propios de nuestra ciudad.

El primer tópico que llamó mi atención fue el dinamismo y entusiasmo de los miembros del Rotario Internacional, un grupo de hombres y mujeres decididos en continuar una labor altruista en pro de la juventud juarense; anteriormente había escuchado de estas actividades, pero no había tenido la oportunidad de apreciarlas directamente, al menos en esta reunión informativa. Este tipo de acciones son las que llenan de sentido las palabras vaciadas por políticos, empresarios y otros seudo-líderes”, que se solazan hablando, recitando los discursos más encendidos pero cuyas acciones toman otros caminos; propiciando el desencanto en el resto de los habitantes de esta ciudad y país.

Los valores se aprenden con hechos, definitivamente. Si queremos desarrollar personas honestas, emprendedoras, solidarias, valientes, responsables y críticas, debemos ejemplificar siendo honestos, emprendedores, solidarios, valientes, responsables o críticos. Es imposible pedir valores de este tipo cuando no los practicamos, hacerlo es mera hipocresía. En mi humilde opinión los Rotario, al menos con este ejercicio del RYLA, pregonan con el ejemplo.

El segundo asunto que despertó en mí; fue un sentir esperanzador. La juventud es siempre vitalidad expansiva, debidamente orientada puede dar frutos comunitarios fenomenales;  pero sin orientación puede ser altamente riesgosa para la cohesión social y para la consecución de un mejor mañana. Ese rasgo característico de ser una “fase-etapa” de un continum donde ser joven es transitorio pero a la vez definitorio en el proceso de institucionalización al mundo de lo adulto; un mundo que por lo demás se encuentra en muchos sentidos en crisis. En este sentido, las juventudes juarenses, en particular las estudiantiles, requieren de encontrar y observar en las instituciones un conjunto de prácticas y valores que les posibilite el desarrollo de una confianza en las reglas que los adultos les imponen, para ello se necesita una constante praxis-reflexión de los  valores que dan sentido a la vida como personas humanas, como personas sociales. Espacios de interacción juveniles posibilita en buena medida lo anterior.

La tercer cuestión que sentí, fue una emoción positiva al ver tanta juventud, reunida para iniciar una aventura de encuentro con ellos mismos; del re-encuentro con valores que en la sociedad contemporánea se han visto desplazados por otro conjunto de valores, algunos le llaman antivalores pero no discutiré aquí al respecto, lo dejaré en otros valores. Es decir la solidaridad se ha modificado por el egoísmo; la filantropía se ve avasallada por la avaricia; la honestidad por la mentira; la responsabilidad por la apatía; el compromiso por el desinterés.

Finalmente debo reconocer este trabajo del rotario internacional, el Seminario  Rotary para Líderes Jóvenes es una gota en este gran desierto social en que yace nuestra ciudad, donde los liderazgos brillan por su ausencia; la ciudad y el país requiere de juventudes comprometidas con ideales superiores y valores que los sustenten, pero también requieren de prácticas que muestren la valía de vivir y morir bajo los valores de honestidad, filantropía, solidaridad, responsabilidad, compromiso y crítica. Esperemos que actividades de este tipo de multipliquen.

 

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar