Robots médicos en seguro popular

0

Seguramente ustedes como yo, han visto en programas de televisión sobre avances tecnológicos o sobre el desarrollo de nuevas prácticas en otros países, la implementación de unos robots en hospitales para ayudar a dar consulta a los pacientes. Normalmente suelo ver esos programas con una perspectiva de que pasará mucho tiempo para ver dichos desarrollos aquí, o con la posibilidad de nunca verlos; sin embargo parece que en esta ocasión no es así: el Seguro Popular anunció la adquisición de cinco de estos robots médicos para la atención en hospitales comunitarios.

Los robots dan un servicio de medicina presencial remota, que consiste en que especialistas que se encuentran -en este caso- en el hospital materno perinatal “Mónica Pretelini” de Toluca, Estado de México, puedan atender complicaciones en los hospitales comunitarios de Atlacomulco, Tenancingo, Tejupilco, Valle de Bravo y Nicolás San Juan.

Hacemos uso del internet, de un servidor y de equipo de cómputo para manejar desde aquí el robot e ingresar a donde se requiere, platicar con los médicos, e incluso con los enfermos. A su vez, los robots pueden enviar imágenes fotográficas de los pacientes y de los estudios médicos para que puedan ser analizados. Nosotros damos la respuesta lo más rápido posible.

Los robots funcionan como lo que se conoce como un avatar, una representación -generalmente gráfica en Internet- de una persona que no está físicamente, pero con la que puedes interactuar gracias a esta presencia “virtual”. La intención en un principio -comentan- “era apoyar el área de maternidad para reducir las complicaciones y abatir la muerte materna” pero debido a su utilidad su uso se amplió a otras áreas.

…se puede brindar teleconsultas, asistir casos de salud cardiorrespiratorios, asesorías de cuadros críticos de salud y toma de decisiones, prevención de muerte materna, dolor torácico, infartos cerebrales, infecciones graves, problemas quirúrgicos, visitas a terapia intensiva o urgencias, incluso se pueden programar previamente los traslados al hospital de alta especialidad.

También se acaba de adquirir un robot de traslado para acompañamiento en ambulancias o vía aérea. La mayoría de los hospitales a los que apoyamos con el área de robótica no cuenta con especialistas y el robot puede entrar a la consulta, al quirófano, por ejemplo, en Nicolás San Juan apoyamos el área de quemados.

El proyecto tuvo un costo de 5 millones de pesos y se espera que el servicio se replique en otros lugares. Seguramente una primera pregunta que les surge a varios sería: ¿con ese monto por qué no contratar a un especialista que atienda directamente en cada hospital comunitario? De momento no dan esa explicación, pero por lo que en otras ocasiones he leído, uno de nuestros problemas a nivel nacional para brindar servicios de salud -educación y de toda clase de servicios básicos-, es que nuestra población está demasiado regada por todo el territorio nacional, lo que dificulta logística y económicamente tener toda la clase de especialistas que se pueden necesitar, de planta en cada uno de los hospitales comunitarios. En algunos casos eso significaría tener una plantilla de médicos proporcionalmente mayor a la población que atiende (dejando de lado que hubiera suficientes especialistas para repartirlos en todo el país, que tampoco es así).

Así es que si este proyecto sale bien, no les extrañe ver en los hospitales comunitarios o hasta en los hospitales de todas las ciudades ver esta clase de robots que pueden ser una solución para muchas deficiencias del sector salud; desde evitar transportar un enfermo de una ciudad a otra sólo para que un especialista dé su visto bueno para proceder -y que muchas veces repercute en gastos para la familia también-, hasta para asesorar al resto del personal médico en lo que tiene que realizar de urgencia y salvar la vida de un paciente, así, a la distancia.

 

Fuente: Vivir México.com

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar