Redes Sociales: ¿trampas virtuales?

0

Por Dunnia Castillo Galán y Eddy Mac Donald Torres

Pensar que las redes sociales constituyen un resultado de la modernidad es, según nuestra apreciación, un punto de vista limitado. El intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones con un interés común ha estado presente desde el surgimiento mismo de la humanidad y su evolución.

No obstante, es inevitable que hoy en día al mencionar este término, lo primero que llegue a la mente de gran porciento de la población mundial, sobre todo de aquellos que usamos o conocemos de internet sea: Facebook, Twitter, YouTube, Flickr, MySpace u otras redes sociales digitales.

Este fenómeno ha irrumpido en la vida de millones de personas sin importar su edad, sexo, condición social, religión o preferencia política; y sus usos se han diversificado tanto que es posible hablar de ellas lo mismo para encontrar o compartir con amigos, organizar manifestaciones, campañas electorales, desacreditar a personalidades o sumar adeptos a determinadas figuras públicas -fundamentalmente políticos-, entre otras.

Aunque para muchos Twitter no sea la red perfecta debido a que presta un servicio de microblogging que permite enviar mensajes de texto solo hasta 140 caracteres, la posibilidad de twittear desde cualquier lugar, dígase la web, aplicaciones externas o mediante SMS, ha provocado que muchas personas la utilicen para estar al día. A lo que es posible agregar que la propia síntesis que la caracteriza la convierta en sencilla y práctica para el pensamiento humano.

Estudios realizados estiman que los usuarios de Twitter sobrepasan los 465 millones, los que a su vez generan más de 175 millones de tweets al día. Vale destacar que en los últimos tiempos se aprecia una tendencia al empleo de estas tecnologías para un eficaz dominio de los imperios sobre los pueblos, amén de que aquí son muy comunes los perfiles falsos, lo que evidentemente genera desconfianza en la red.

Para nadie constituye un misterio el número de materiales publicados, desmintiendo la cantidad de seguidores de figuras como el saliente presidente mexicano Felipe Calderón, la cantante norteamericana Lady Gaga, la contrarrevolucionaria cubana Yoani Sánchez, cientos de futbolistas, entre otros tantos, a los que se integró por estos días el presidente de los EE.UU. Barack Obama.

Respecto a Obama, se dice que es el mandatario más seguido en Twitter con 19 millones de seguidores, pero el 69% de ellos son falsos o se encuentran inactivos, de acuerdo con la aplicación Fake Follower Check reportó CNN en español.

Según un artículo publicado el 29 de agosto de este año por el diario mexicano SPD noticias.com: en Twitter existen maneras de aumentar el número de seguidores, tanto de manera leal como desleal. Pero, también hay forma de saber cómo esos followers fueron obtenidos.

Las noticias inventadas constituyen otro punto débil que a nuestra consideración ha tenido esta red. Es un secreto a voces la infinidad de ocasiones que a través de sus páginas se ha difundido la muerte de Fidel Castro, e incluso al propio Obama cuando piratas cibernéticos hackearon el 4 de julio la cuenta de Twitter de la cadena de noticias estadounidenses Fox News y anunciaron la muerte del presidente, el mismo día que el país celebraba su fiesta de independencia.

Según un amigo con quien conversábamos y con el que concordamos: si Twitter aspira a consolidar su prestigio, está invocada a poner en práctica entre otras estrategias, la de inhabilitar las cuentas de sus usuarios cuando lleven un período determinado sin ser usadas para que no cuenten en las estadísticas.

Otro escenario que amerita un acercamiento a profundidad, es Facebook, mas nos limitaremos a enunciar algunos aspectos de interés para su asimilación analítica.

Bastaría mencionar que para acceder a esta tecnología digital hay que poseer correo electrónico, algo privativo para millones de personas en el mundo a pesar de la tan cacareada publicidad sobre esta red, solo en América Latina tienen acceso a internet alrededor de un 40 por ciento de su población.

Otro de los mitos más comunes que emplean los dueños de Facebook -que aglutina alrededor de 900 millones de miembros y traducciones a 70 idiomas-, es que su información solo puede ser consultada por sus amigos o a quienes usted permita. Sin embargo, esta empresa sostiene relaciones de negocios con corporaciones dedicadas a la comercialización y publicidad asociada a los gustos y preferencias que los usuarios exponen en sus perfiles. Con fines ocultos, nada altruistas, se pliegan también a los intereses políticos de las grandes potencias, entregando la información de sus usuarios a quienes venden una supuesta política de privacidad.

En un artículo publicado por el blog “La Centrífuga” se propone realizar el siguiente y experimento, donde se demuestra las posibles manipulaciones en esta red social, aunque en esta oportunidad por los usuarios y no por sus administradores:

Coja una foto de su político o personaje más odiado en estos momentos. Sí, por favor, escoja solo uno. Edítela con cualquier editor de imágenes y añádale un margen en negro, con letras en blanco, e invente un dato, tergiverse una declaración, saque algo de contexto para que acompañe a esa imagen. A continuación, súbala a Facebook e invite a sus contactos a compartirla presos todos de la indignación. Nadie le preguntará de dónde ha sacado esa información.

En más de una ocasión nos hemos referido en nuestros artículos al maremágnum informativo que rodea a internet y del que por supuesto no escapan las redes sociales. Si creyéramos que es posible controlar los océanos, realmente seríamos verdaderos ilusos, lo mismo que si pensáramos ponerle freno a la información; no obstante, abogamos por la aplicación de medidas más eficaces para salvar el derecho mundial de recibir información confiable.

No pretendemos aconsejar a nadie porque no nos consideramos grandes expertos en el tema, mas sí nos complacería sugerirles utilizar estas tecnologías con ojo crítico, pues aunque vivimos en un mundo de información siempre hay que estar alertas para no caer en las trampas modernas del ciberespacio.

Materiales recomendados:

Obama tiene millones de seguidores falsos en Twitter

Redes sociales a favor de Obama como en el 2008, reconoce estudio

Seguidores falsos de políticos en Twitter al descubierto

La Jornada: ¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?

Lady Gaga, seguida por millones de usuarios falsos o inactivos en Twitter

Hackean Twitter de Fox News y anuncian muerte de Obama

¿Cuántos seguidores falsos tienes en Twitter? Dos aplicaciones para saberlo

Infografía sobre el uso de internet en Latinoamérica

Facebook admitió la manipulación de los datos de sus usuarios

La otra manipulación

Enhanced by Zemanta

Comentarios