Recuento voto por voto en un 1/3 de casillas

0

 

El Instituto Federal electoral dijo este día que se revisará voto por voto en un tercio de la elección presidencial, mientras que la izquierda pidió que fuera una revisión de todo el proceso. Entre tanto, Andrés Manuel López Obrador dijo que se seguirán los procedimientos y se irán con calma. “Se actuará de manera responsable y conforme lo marca la ley”, dijo.

Las autoridades electorales dijeron este martes que, según sus cálculos, la tercera parte de los votos emitidos el pasado domingo deberán ser contados de nuevo por diversas razones establecidas en la ley. Se trata de un procedimiento normal fijado en las normas electorales y, de hecho, en los comicios legislativos del 2009 se volvieron a contar los votos de una tercera parte de las mesas electorales instaladas en todo el país.

Las razones que pueden llevar al recuento de votos incluyen una diferencia igual o menor al 1 por ciento entre el ganador y el segundo lugar, errores en las actas o que los votos nulos sean mayores a la diferencia entre el ganador y el segundo lugar.

El consejero del IFE, Alfredo Figueroa informó en una rueda de prensa que entre 45 mil y 50 mil paquetes electorales de las cerca de 143 mil mesas de votación instaladas “serían eventualmente abiertos” para proceder al recuento de sufragios. “Estamos ofreciendo estimaciones (…). Estamos hablando en términos generales de un tercio de la elección presidencial”, afirmó Figueroa.

De momento, en 19 de los 300 distritos electorales repartidos por todo el país el recuento será total, porque la diferencia entre el ganador de la elección presidencial y quien quedó en segundo lugar es igual o menor al 1 por ciento, lo que implica cerca de 10 mil mesas de votación.

Además, agregó Figueroa, “en otros distritos probablemente habrá un recuento parcial”, tanto por la razón anterior o por las otras fijadas en la ley. El cálculo del IFE no está vinculado con la amenaza de impugnar las elecciones, hecha por la izquierda mexicana, que no ha reconocido su derrota en las urnas.

Según los datos preliminares, el vencedor de la elección presidencial fue Enrique Peña Nieto, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La atribución de recontar los votos depende de los consejos electorales de cada distrito, por lo que el IFE sólo proporcionó cálculos de la cantidad de votos que cree puedan ser sometidos a un recuento. El escrutinio oficial de los votos, tanto para la elección presidencial como para los otros cargos que se sometieron al voto popular, hasta un total de 2.127, incluidos diputados y senadores, comenzará mañana, miércoles, y se prolongará por varios días.

Ésta es la primera vez que, a raíz de la última reforma electoral, el recuento de votos puede hacerse en la elección presidencial. En los comicios legislativos del 2009, los primeros a raíz de esa reforma, se recontaron los sufragios de más de 40 mil mesas de votación.

Figueroa insistió en que, como marca la ley, la decisión de recontar los votos se debe, entre otras razones, a alguna “inconsistencia derivada de una duda, de un error”, en una mesa de votación. “Será resuelta con absoluta transparencia”, agregó Figueroa, presidente de la Comisión de Organización y Capacitación Electoral del IFE.

A su vez, el también consejero del IFE Marco Baños dijo que el recuento de votos “es un procedimiento que está absolutamente cuidado”. “Vamos a demostrar que fue una elección totalmente limpia y transparente”, agregó Baños. El líder de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, que quedó en segundo lugar en los resultados preliminares del IFE, amenazó ayer con impugnar las elecciones si esos datos se confirman en el escrutinio oficial que comienza mañana.

Los representantes del IFE, consultados sobre esa posibilidad, dijeron que esas impugnaciones tendrán que presentarse después del cómputo oficial, y si eso ocurre se encargará el IFE o el máximo tribunal electoral del país. Figueroa dijo que durante la jornada electoral el IFE recibió información de más de 3 mil incidentes en las mesas de votación, como la existencia de propaganda cerca de los centros de sufragio o la ubicación de mesas en lugares distintos a los fijados. “Son incidentes vinculados a la jornada en las casillas (mesas de votación)”, insistió el consejero del IFE.

FuenteNotimex

Comentarios

Skip to toolbar