Protege a Zetas mando del DF: Reforma

0

Julio Sánchez Iturbe, un comandante de la Procuraduría de Justicia del DF, trató de sobornar a una víctima de secuestro para evitar la identificación de los plagiarios, pertenecientes al grupo criminal Los Zetas, publica Reforma.

De acuerdo con el diario, “gracias a una fotografía que una víctima de secuestro mostró en Reforma, se pudo identificar a un comandante la Procuraduría de Justicia del DF como la persona que hace 4 años intentó coaccionar a la mujer para que desistiera de reconocer a sus plagiarios”.

Reforma publicó el domingo la historia de Martha Reyes, una mexiquense que en 2008 estuvo secuestrada dos semanas en Nuevo Laredo por presuntos integrantes de Los Zetas, quien al ser liberada intentó denunciar pero se topó con diversos obstáculos e irregularidades.

“Una de esas anomalías fue el encuentro que tuvo en agosto de ese año con Julio Sánchez Iturbe, quien le ofreció, primero, 50 mil pesos, y después un cheque en blanco, para no identificar a sus presuntos secuestradores”, cita la nota principal del periódico.

“Mandos de la Policía de Investigación confirmaron a Reforma que Sánchez Iturbe trabaja en la corporación (el dicho consta en grabaciones aunque se reserva la identidad del informante)”.

“Salió hace años de la Policía y cuando (Ricardo) Mcgregor llegó como jefe del Estado Mayor fue nombrado director de Inteligencia, ahí estuvo unos dos años; actualmente está en la Fiscalía Antinarcomenudeo, es uno de los comandantes que se encarga de los operativos en los puntos de venta de droga”, dijo un comandante.

La Fiscalía Antinarcomenudeo fue creada en agosto y desde entonces, al igual que en el caso de los integrantes de la Fiscalía Antisecuestros, los accesos a la base de datos de sus agentes fue restringido, según el diario.

“No obstante, en la nómina pública más reciente de la PGJDF, correspondiente a septiembre del 2012, Sánchez Iturbe aparece como Jefe de Grupo de la Policía de Investigación con un salario bruto mensual de 16 mil 836 pesos”, se agrega.

En 2002, el mando era comandante de Combate a la Delincuencia de la Procuraduría del Estado de México, y fue acusado por dirigentes municipales del PT de organizar falsos operativos para extorsionar a automovilistas y taxistas en Los Reyes La Paz, Neza y Chalco, de acuerdo con Reforma.

Sin embargo, las denuncias no prosperaron.

En la historia publicada el domingo, Martha Reyes cuenta que tras la captura de tres de sus presuntos secuestradores, la citaron en la PGR para reconocerlos, pero antes de acudir un abogado al que no conocía le propuso el encuentro con Sánchez quien la intentó coaccionar.

Comentarios

Skip to toolbar