PRD, institucional con Peña Nieto

0

Ante la próxima toma de posesión de Enrique Peña como presidente de México, el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, advirtió que su partido tratará de conducir la inconformidad de los sectores sociales, por la vía democrática y pacífica.

El líder perredista anunció en entrevista que el próximo miércoles se reunirán la Dirección Nacional del PRD, gobernadores y legisladores federales de ese partido para definir la postura que asumirán el 1 de diciembre en el palacio legislativo, donde se prevé que se realizará la ceremonia de investidura como presidente de Enrique Peña Nieto.

Zambrano reiteró la disposición del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para llegar a acuerdos con el nuevo gobierno federal priista en beneficio de las mayorías.

En la opinión del dirigente del PRD, la aprobación de la reforma laboral es una medida del pasado que responde a intereses de grupo. Jesús Zambrano dijo que será necesario esperar para saber cuál Partido Revolucionario Institucional (PRI) es el que regresará al Poder Ejecutivo federal a partir del 1 de diciembre.

Entrevistado luego de su participación en el congreso de la corriente interna del PRD, Unidad y Renovación (UNyR), que encabeza Armando Quintero, Zambrano Grijalva se refirió también al próximo congreso nacional de su partido a celebrarse en la Ciudad de México a mediados de diciembre.

Adelantó que será necesario renovar los documentos básicos del partido para adaptarlos a la nueva circunstancia que significa el retorno del PRI y al necesario contrapeso que le corresponde al PRD en la defensa de los intereses de las mayorías para evitar regresiones autoritarias.

Expuso que es necesario que el más importante partido de izquierda deje de perder el tiempo en sus pugnas internas y se prepare para fortalecerse y esté en condiciones de lograr en 2018 el cambio verdadero que México necesita.

Bancadas del PRD, dispuestas a analizar iniciativas de EPN

Las bancadas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Congreso de la Unión se dijeron abiertas al debate de las iniciativas impulsadas por el presidente electo Enrique Peña Nieto, pero lo urgieron presentar su plan nacional de desarrollo y a demostrar con hechos que no actuará con autoritarismo.

El líder perredista en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo consideró que el próximo gobierno priista debe demostrar con hechos “y no sólo con discursos” que su ascensión al poder no significará “una regresión” para los mexicanos.

Mientras que el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, urgió al gobierno entrante a informar de su plan estratégico de desarrollo social para enfrentar la pobreza y marginación en el país.

Aureoles Conejo también se pronunció por emprender un gran acuerdo nacional donde todas las fuerzas políticas y la sociedad civil presenten propuestas para lograr un nuevo sistema de gobierno “que escuche y no solamente imponga”.

Agregó que su fracción parlamentaria estará abierta al debate de las propuestas presentadas por el gobierno entrante, y se pronunció por que el Congreso de la Unión se quien vigile y ejerza su autoridad ante cualquier decisión autoritaria.

Por separado, Barbosa Huerta estimó que las políticas de desarrollo social y combate a la pobreza del actual gobierno fracasaron, por lo que la nueva administración de be presentar su plan en la materia.

“Es necesario que el nuevo gobierno federal, el Legislativo y la sociedad realicen un diagnóstico claro y preciso que permita resolver demandas como generación de empleos, mejora salarial, calidad en los servicios de salud, educación y mayor competitividad.

Por ello, anunció que los senadores del PRD impulsarán iniciativas que permitan a la población de México tener condiciones óptimas de bienestar social, para incrementar el poder adquisitivo y garantizar el acceso a derechos fundamentales como educación y salud.

Fuente: Notimex

Comentarios

Skip to toolbar