Otro contrato de Soriana para despensas

0

Con un monto cercano a los 600 millones de pesos, la administración del gobernador Javier Duarte en Veracruz asignó este mismo año un contrato a la tienda departamental Soriana para surtir un mínimo de 600 mil despensas al DIF estatal. Irónicamente, los titulares del DIF solicitaron licencia a su cargo para sumarse a la campaña priista de cara a los comicios presidenciales.

La agencia de noticias de la revista Proceso reveló que en febrero pasado, el gobierno de Javier Duarte otorgó a Tiendas Soriana SA de CV un contrato por 594 millones 342 mil 720 pesos para abastecer de despensas al DIF estatal. El fallo de la licitación pública nacional EA-930060989-N1-2012 fue adjudicado a la cadena de supermercados con domicilio fiscal en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

La información fue retomada del portal www.blog.expediente.mx del columnista local Luis Velázquez, quien documentó que Soriana se comprometió a abastecer al gobierno priista 596 mil 350 despensas como mínimo y una cantidad máxima de un millón 329 mil 460. Además, de una despensa armada para los desayunos escolares con una cantidad mínima de 17 mil 500 y máxima de 42 mil unidades.

Barras de granola de 30 gramos para los desayunos escolares fríos y demás por una cantidad mínima de 10 millones 106 mil y máxima de 25 millones 102 mil unidades. Y una dotación de ‘brik’ de leche semidescremada ultrapasteurizada natural de 250 mililitros para los desayunos escolares fríos, anexos, conexos y similares por una cantidad mínima de 32 millones 802 mil y máxima de 80 millones 940 mil unidades.

En la solicitud de información folio 00105012, respondida por el gobierno de Javier Duarte a través del Sistema Informex-Veracruz, se admite que Soriana ha sido “la única empresa participante en el concurso”.

En Veracruz, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que preside Karime Macías de Duarte, adjudicó un presupuesto de casi 600 millones de pesos para los programas alimentarios de norte a sur de la entidad.

Del DIF a la campaña

Otro eslabón que levanta sospechas sobre el uso indebido de las despensas es el hecho de que diversos servidores públicos del DIF participaron activamente en las campañas políticas en la entidad.

Por ejemplo, Astrid Elías Manssur, directora de Finanzas dividió su tiempo para fungir como operadora política del candidato a diputado federal Francisco Cessa Servín, quien perdió en el distrito de Córdoba ante la panista Lety López Landero.

En Xalapa, Michelle Servín González, directora del DIF municipal, solicitó licencia a la alcaldesa Elizabeth Morales para integrarse de lleno a la campaña del priista Alejandro Montano Guzmán, como candidato a diputado federal.

En Coatzacoalcos, Lupita Porras de Theurel, presidenta del DIF municipal, pidió licencia para fungir como coordinadora de mujeres promotoras del voto de Enrique Peña Nieto en el sur del estado.

En el puerto de Veracruz, Angela Perera Gutiérrez, solicitó licencia definitiva a la dirección del DIF municipal para lanzarse como candidata a diputada federal por el PRI, pero perdió.

En Papantla, Alma Jeanny Arroyo de Cienfuegos, presidenta del DIF en esta zona del Totonacapan, se separó del cargo y se lanzó como candidata priista a diputada federal en el norte del estado y logró su cometido.

En Veracruz, el DIF estatal y los sistemas asistenciales municipales son los encargados de repartir, muchas veces de forma discrecional, las despensas y programas alimentarios a los sectores más vulnerables.

Con información de www.blog.expediente.mx y Apro 

Comentarios

Skip to toolbar