OMS avala el sistema de vigilancia epidemiológica de México

0

La Organización Mundial de la Salud reconoció que México fue el primer país de la región en implementar la técnica molecular para el diagnóstico del coronavirus SARS-CoV-2, la única validada para un diagnóstico certero, y que fue implementada en México desde enero, antes de que se declarara la emergencia sanitaria de COVID-19 a nivel mundial.

La cuestión no es saber si se están haciendo suficientes pruebas de covid-19, sino si se están haciendo bien, afirmó el asesor regional en Emergencias de Salud de la Organización Panamericana de Salud (OPS) de la Organización Mundial de la Salud, Jean-Marc Gabastou, presente en la conferencia de prensa vespertina de la Secretaría de Salud de este viernes.

En ese contexto, el experto destacó que México se ha dotado de un sistema integral de vigilancia epidemiológica y ha optado por un sistema de muestreo inteligente, eficiente, seguro y de calidad. Aunque advirtió que no hay que bajar la guardia y por ello estuvo de acuerdo en que hay que aumentar la capacidad diagnóstica.

El funcionario del organismo continental acudió invitado por el subsecretario Hugo López-Gatell, para referirse a las declaraciones atribuidas por algunos medios al responsable de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, en el sentido de que México estaría subestimando la magnitud de la pandemia debido al bajo número de pruebas.

“En México hay una oficina de la Organización Mundial de la Salud; entonces, fuimos a buscar también nosotros respuestas y aquí está el doctor Jean Marc Gabastou para elaborar sobre lo que usted preguntó al doctor Mike Ryan”, dijo López-Gatell al periodista que hizo la pregunta al directivo de la OMS en el sentido de si en México se estaban haciendo suficientes pruebas.

“La respuesta del doctor Ryan, ya vi que en los medios está modificando con respecto a lo que él dijo y me gustaría pedirle al doctor Jean Marc Gabastou, asesor regional de emergencias, si nos puede comentar”, dijo López-Gatell.

En su intervención, Gabastou aclaró que las pruebas de laboratorio no son la única herramienta de vigilancia epidemiológica sobre el virus SARS-CoV2.

“Es más, la Organización Mundial de la Salud está validando unas nuevas pruebas de diagnóstico rápido basado en la detección de antígenos, un poco similar a la molecular, pero ahí detectamos partículas virales que permitan un diagnóstico inmediato, al pie del paciente, lo que llamamos, por fin y tan esperado: Point Of Care que permita desde el nivel local, lugares remotos, la orientación y la derivación del paciente a las unidades hospitalarias”, anunció.

En ese sentido, manifestó que no tiene dudas que este país se dotará de esta herramienta para apoyar y consolidar la iniciativa de atención primaria de la salud desde un primer nivel de atención centrada en la persona, la familia y la comunidad, agregó.

“En resumen, estamos ampliando y diversificando la capacidad de respuesta, a través de una herramienta de calidad que es el diagnóstico de laboratorio y estamos expandiendo a nivel territorial esa capacidad para una cobertura total y aquí estamos hablando de las comunidades y de la población indígena que es una preocupación y estamos dotando al país de la capacidad para responder”, aseguró.

Gabastou explicó:

“La cuestión no es saber si se están haciendo suficientes pruebas, sino si se están haciendo bien. Este país, a través de su joya tecnológica, el centro colaborador InDRE –Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos- y su laboratorio nacional fue el primero en reaccionar e implementar la técnica molecular de diagnóstico, la única validada para establecer un diagnóstico de certeza y precisión, antes, mismo, en enero, que se declarara la emergencia en salud pública de importancia internacional”, indicó.

Señaló que México fue el primer país en la región de las Américas en hacerlo y no sólo en el InDRE, sino que el modelo se ha replicado en capacitación e implementación en 150 laboratorios del país, en 32 estados y de los cuáles también 67 laboratorios son privados.

“El laboratorio es un elemento esencial en la vigilancia para la detección, el aislamiento de los pacientes, su valoración y atención temprana para salvar vidas y dos, para monitorear la magnitud, las características y las tendencias de la epidemia en el país, para tomar medidas de salud pública”, indicó.

Esto se refiere, añadió, a la reducción de la transmisión de persona a persona.

“El laboratorio no es la única herramienta de vigilancia. Este país se enorgullece de un robusto sistema de vigilancia: Centinela, Universal y por Evento para inmediatamente intervenir ante grupos de riesgo, ante sitios de riesgo y tratar de yugular la expansión desde su punto de origen”, indicó.

No es el único medio de vigilancia epidemiológica, insistió. Agregó la ocupación hospitalaria, el éxito de reconversión del sistema de salud y, últimamente, se lanzó una nueva herramienta de evaluación del exceso de mortalidad para permitir, a través de un sistema de alerta, dar respuesta e intervenir rápidamente en las entidades federativas correspondientes.

Este país se ha dotado de un sistema integral de vigilancia y ha optado por un sistema de muestreo inteligente, eficiente, seguro y de calidad, añadió.

“El alto índice de positividad (de casos confirmados de covid-19) de hecho está bajando, es la tendencia que estamos observando actualmente, con mucha prudencia y cautela tenemos que analizarlas.

“Es un índice de actividad y, por lo tanto, se tienen que consolidar las medidas que sean de vigilancia de atención por la continuidad de los servicios, no únicamente covid-19, sino de las enfermedades asociadas con las comorbilidades y no bajar la guardia, razón por la cual, y estamos de acuerdo aquí, tenemos que consolidar y fortalecer todas las medidas que se han tomado.

“No estamos hablando de bajar la guardia, reducir la capacidad, sino al contrario, aumentarla y aumentar la capacidad diagnóstica para un acceso universal para todos”, resaltó.

Disminuyen pruebas porque disminuyen casos

La razón por la cual están bajando el número de pruebas de Covid-19 aplicadas en el país es porque ha ido disminuyendo el número de casos de personas contagiadas del virus SARS-CoV2 o que se han enfermado, afirmó en otra respuesta el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“Esa es la política de México, lo ha sido desde el inicio, lo hemos comentado miles de veces. En la medida que haya menos personas con síntomas, ¿qué va a pasar con las pruebas? Van a bajar. Si hay menos personas con síntomas, hay menos personas que tienen la indicación de hacerse la prueba y bajará el número de pruebas”, apuntó, durante la conferencia de prensa vespertina sobre el desarrollo y evolución de la pandemia en México.

El funcionario resaltó que la inquietud planteada durante las últimas semanas es que se decidió bajar el número de pruebas para bajar el número de casos y “no es así, no es así, la política es la misma: si hay una persona que tiene síntomas hay que hacerle la prueba. ¿No? En la medida que hay menos personas con síntomas, hay menos ocupación hospitalaria, afortunadamente hay menos muertes por día y, pues, hay menos pruebas. Pero no es al revés, como se ha querido plantear”, aseguró.

Además, añadió, que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentó uno de los primeros programas de ampliación comunitaria. No de pruebas, porque la meta no es hacer pruebas, sino la detección de casos mediante los múltiples mecanismos de diagnóstico, como la vigilancia sindromática, la basada en eventos, la de ocupación hospitalaria, la de pruebas de laboratorio, entre otros que cuentan con doce componentes de monitoreo que se complementan unos a otros.

El subsecretario reiteró que en el país se aplican las pruebas a las personas que son sospechosas de estar contagiadas por el virus SARS-CoV2 o presentan síntomas de covid-19.

Fuente: Apro/ SinEmbargo

Comments are closed.