Ofrece EPN nuevo rostro para el campo

0

Ante más de 12 mil campesinos adheridos a la CNC, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, prometió un nuevo rostro para el campo mexicano, sin embargo en el momento cumbre del evento evidenció que ignora el himno agrarista, canto insignia de la Confederación Nacional Campesina.

Y es que mientras los gobernadores de Veracruz y Chihuahua, Javier y César Duarte, así como el senador Gerardo García Sánchez cantaban el himno al pie de la letra, el mandatario lucía un gesto adusto, con los labios “engrapados” y la vista extraviada.

La trasmisión en vivo, a través de pantallas gigantes, monitoreadas y administradas por el gobierno de Veracruz en el interior del World Trade Center, evitó durante cuatro minutos enfocar a Peña Nieto para no evidenciar que desconocía el himno.

En su lugar, el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz; el de Chiapas, Manuel Velasco; el senador veracruzano José Yunes Zorrilla y el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, Jorge Carvallo, aparecían en la pantalla gigante, misma que captó a los políticos del PRI con la cabeza gacha, siguiendo el himno agrarista impreso en una hoja blanca con vivos rojos.

El canto insignia del campesinado mexicano dice:

“Marchemos agrarista a los campos, a sembrar la semilla del progreso, marchemos siempre unidos sin tropiezo, laborando por la paz de la nación. Es el cantar de los pobres que en el campo trabajamos, los que con tantos sudores, nuestras tierras cultivamos”.

En el acto se conmemoró el 98 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria el 6 de enero de 1915, propuesta por el expresidente Venustiano Carranza y que dio pie a que se abolieran los latifundios y las tierras.

Peña Nieto celebró la transformación de la Secretaría de la Reforma Agraria en la Secretaría de Desarrollo Agrícola, Territorial y Urbano (Sedatu).

Según el mandatario, la nueva dependencia permitirá reactivar el campo mexicano y veracruzano, pues representa una ventana de oportunidades (sic), con un enfoque integral.

“Potenciar el desarrollo agrario en un clima de paz y certeza jurídica con el medio ambiente, promover el desarrollo urbano y habitacional del país, considerando la disponibilidad de agua; dar un renovado impulso a la ampliación al desarrollo regional, contribuir al crecimiento urbano y centros de población”.

En un breve discurso de 12 minutos, Peña Nieto felicitó a la CNC por adherirse al Pacto por México e indicó que la Reforma Laboral permitirá fortalecer el nivel de vida de los campesinos con una remuneración justa y educación para sus hijos.

Agregó que el nuevo rostro que planea para el campo mexicano alejará la pobreza, la marginación y la falta de oportunidades en los próximos años, “con los pies bien plantados sobre la tierra para mover a México en el siglo XXI”, expresó el Ejecutivo federal.

En su intervención, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, manifestó el respaldo de los campesinos del estado al gobierno de Peña Nieto

Señaló que el 39% de los casi ocho millones de veracruzanos radica en zonas rurales y por ello, uno de cada cuatro kilogramos de alimentos se producen en Veracruz.

Duarte de Ochoa consideró necesario impulsar una cruzada nacional contra el hambre y para ello, agregó, se requiere reactivar el campo, “nosotros ponemos manos a la obra para recuperar el campo mexicano, como Enrique Peña Nieto ha propuesto una política de Estado a largo plazo, necesitamos una política territorial de productividad en donde se alcance la seguridad alimentaria”.

El gobernador veracruzano festejó que con el regreso del PRI a Los Pinos, la vieja tradición de celebrar la promulgación de la Ley Agraria haya vuelto a Veracruz.

El acto protocolario se asemejó a un mitin a la vieja usanza, con campesinos acarreados en camiones de segunda y tercera clase, provenientes de decenas de municipios de Veracruz, Chiapas, Tabasco, Durango, Sinaloa, Puebla, Tlaxcala, así como decenas de autobuses promovidos por el senador y líder de la CNC, Gerardo García Sánchez, e incluso se mandaron a hacer mantas con la frase “Justicia social para el campo”.

Por disposición del Estado Mayor Presidencial, a los miles de campesinos se les prohibió ingresar al evento con mantas y banderitas de la CNC; tampoco se les permitió entrar con sus tortas, refrescos, jugos y naranjas que los líderes campesinos les repartieron en el camión.

Por tal motivo, la explanada del World Trade Center se convirtió en una inmensa cafetería humana.

Fuente: Proceso

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar