Musulmanes ganan elecciones en Egipto

0

La Junta militar se apodera del parlamento y limita poderes al nuevo presidente

Redacción HD

El candidato del opositor Partido Libertad y Justicia a la presidencia de Egipto, Mohamed Morsi, se ha proclamado vencedor de los comicios y ha aseverado que ejercerá de presidente de “todos” los egipcios y que no buscará “venganza”. Ha vencido por más de un millón de votos al oficialista Ahmed Shafiq, quien tenía el respaldo de los gobiernos occidentales.

La Comisión Electoral dará los resultados oficiales el próximo jueves, de las que han sido las primeras elecciones democráticas en la historia del país, entregando el poder a la fraternidad conocida como “Hermanos Musulmanes”, que ha enfrentado 84 años de persecución y clandestinidad.

El triunfo de los musulmanes en Egipto, tras la caída el año pasado del dictador pro occidental Hosni Mubarak, quien irónicamente se encuentra  en estado de coma tras ser sentenciado a cadena perpetua por las matanzas contra la población civil en la víspera de su salida del poder, ha sido ensombrecido por una ominosa declaratoria del Ejército.

Apenas cerradas las urnas, en efecto la Junta Militar emitió una declaración constitucional mediante la cual complementaria, la cual limitará en gran medida los poderes del nuevo presidente y reserva al Ejército la potestad legislativa en ausencia de un Parlamento que fue disuelto precisamente por la propia Junta Militar.

Y es que las elecciones presidenciales se han celebrado sin la existencia de una Constitución que estipule los poderes del futuro mandatario, debido a las diferencias surgidas en el seno de la Asamblea Constituyente. Y ahora, el Ejército se ha apoderado del poder Legislativa.

Tiende una mano a los cristianos coptos

“Doy las gracias a todos los que han votado por mí, pero también a los que no lo han hecho. Gracias a Dios por guiar al pueblo egipcio hacia el camino correcto, el camino de la libertad y la democracia”, ha dicho Morsi esta madrugada en El Cairo. “Seré el hermano y el servidor de todos los egipcios”, ha afirmado. Y se ha dirigido en concreto a la minoría de los cristianos coptos, los más temerosos del ascenso de los islamistas.

Morsi también ha hablado a las familias de “los mártires de la revolución”, prometiéndoles que reparará sus derechos y reconstruirá el Estado de Derecho, aunque ha subrayado que no habrá “venganza ni ‘ajustes de cuentas”. “Los egipcios han elegido un futuro mejor. Yo les prometo construir un Estado moderno, democrático y civil con una Constitución”, ha dicho.

Morsi ha comparecido ante los medios de comunicación poco después de que los Hermanos Musulmanes proclamaran su victoria en las elecciones presidenciales. Su director de campaña atribuye a su formación el  52,5% de los votos, frente al 47,5% de su rival, Ahmed Shafiq.

Desde el bando rival, los seguidores de Shafiq han rechazado que los Hermanos Musulmanes sean los ganadores de las elecciones. “Rechazamos totalmente esas declaraciones”, ha dicho Mahmoud Barakeh, responsable de la campaña del ex primer ministro. Y ha afirmado que disponen de cifras que atribuyen la victoria a su candidato.

Adelantan victoria por Facebook

En su reivindicación del triunfo, la Hermandad Musulmana anunció que con el 97,7 por ciento de los centros de votación escrutados Mursi encabezaba la carrera presidencial con 12,7 millones de votos (52,5 por ciento), con un millón de sufragios por encima del ex general Shafik.

Su rival, de 50 años, era considerado el válido de las Fuerzas Armadas, los nostálgicos de la dictadura y quienes temían el avance de los islamistas.

“Una gran responsabilidad ha caído sobre nuestros hombros”, declaró el portavoz de la Hermandad. “El Doctor Mohamed Mursi es el primer presidente egipcio elegido por el pueblo”, dijeron escuetamente en su cuenta de Facebook, donde se hizo el primer anuncio de la victoria.

Este ingeniero de 60 años, desprovisto de carisma, era conocido en la calle egipcia bajo el apelativo de ‘neumático de repuesto’ porque llegó a la batalla presidencial como alternativa de Jairat el Shater después de que el ‘número dos’ del movimiento religioso fuera descalificado por la Comisión Electoral.

De confirmarse el triunfo reivindicado por la cofradía, Mursi asumirá una presidencia debilitada por las enmiendas a la declaración constitucional, anunciadas este domingo por la Junta militar, tras el cierre de los centros de votación.

– Con información de agencias internacionales

Comentarios

Skip to toolbar