Murillo Karam, de su curul a la PGR

0

El presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro será propuesto por el priísta al frente del Ministerio Público Federal para su ratificación en el Senado de la República en la primera semana del mes próximo, según La Jornada.

Jesús Murillo Karam, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, solicitará licencia a su encargo a partir del martes 4 de diciembre, una vez que haya presidido -el día 1 de diciembre- la sesión solemne de toma de protesta de Enrique Peña Nieto como titular del Ejecutivo federal, con objeto de desempeñarse como procurador General de la República.

El político priísta será propuesto por Peña Nieto al frente del Ministerio Público Federal para su ratificación en el Senado de la República, hecho que sucederá en la primera semana del mes próximo.

Murillo, quien se desempeñó como gobernador del estado de Hidalgo, ya había trabajado en distintos cargos también como legislador federal en la misma Cámara de Diputados y en el Senado de la República.

Se ocupó de laborar en distintos cargos al interior de su partido, hasta llegar a ocupar la Secretaría General del PRI, cuando Beatriz Paredes Rangel presidió dicho instituto político.

Su cercanía con el nuevo presidente de la República -a partir del 1 de diciembre- se remonta a la campaña de Peña Nieto para la gubernatura del estado de México. La experiencia de Murillo en materia electoral coadyuvó, desde la coordinación de campaña, a que el futuro presidente de la República ganara por notable ventaja a sus contendientes durante el proceso electoral del año 2006.

El hasta ahora presidente de la Mesa Directiva, quien en los últimos días se ha encontrado con problemas en las cuerdas bucales, y esto le ha impedido conducir los trabajos en San Lázaro, es considerado como el promotor de la imagen fresca y juvenil de Enrique Peña Nieto desde el proceso electoral del estado de México.

Hace unos días, los médicos que le atienden habían recomendado a Murillo Karam someterse a una intervención en las cuerdas bucales para resolver su afonía. El político habría rechazado tal posibilidad en los próximos días, porque desea conducir la ceremonia donde se deba ungir a Enrique Peña Nieto como presidente de la República.

Fuente: La Jornada

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar