Miles de niñas se hacen mamás

0

Durante 2011, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 11 mil 512 niñas de entre 10 y 14 años se convirtieron en madres, y de esa cifra 318 tenían 10 años.

Esa situación es un reflejo del “nivel de desprotección de miles de niñas y adolescentes” en el país, señaló la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

Luego de señalar que el caso de la niña de nueve años que dio a luz en el estado de Jalisco es “paradigmático”, subrayó que eso revela los “vacíos institucionales que existen en México” para proteger a la infancia, sobre todo cuando es un hecho que la mayor parte de los casos de embarazos en adolescentes y niñas son producto de abuso sexual.

Las autoridades del sector salud en Jalisco han dicho que la niña cuyo caso ha estremecido al país, muy probablemente no tenga nueve años de edad sino algunos más. “”Su apariencia es de unos 15 años”, afirmó el titular de la dependencia, Antonio Muñoz.

En Jalisco, tomando en cuenta los datos del Inegi, la Redim detalló que en 2011 se reportaron 465 niñas de 10 a 14 años que fueron madres.

En México, resaltó, “el embarazo adolescente es discriminado socialmente, sin reconocer que la mayoría de los casos son resultado de abuso sexual, violación y aislamiento social”.

En el caso de Jalisco, apuntó, nueve de cada 10 madres adolescentes de entre 15 y 17 años “no asiste a la escuela por discriminación, es decir que se les es negado el derecho a la educación como medio para tener alternativas de vida por el hecho de ser madres”.

Para la Redim, la situación de la niña de nueve años que dio a luz en esa entidad es “un caso de violencia sexual, ya que en cualquier tipo de relación sexual con personas menores de edad media una relación de poder y es considerado como un abuso sexual”.

La organización condenó la revictimización de la menor y enlistó una serie de violaciones a los derechos humanos de la niña, entre ellos el no reconocimiento de que fue víctima de violencia sexual, y que se le pueda identificar a partir de la filtración de datos.

Asimismo, consideró como muy grave la colocación en la pequeña de un dispositivo subdérmico anticonceptivo sin el consentimiento de la madre, “violentando el desarrollo de su cuerpo, ello sumado a la suposición de que la niña tendrá relaciones sexuales nuevamente, en lugar de plantear acciones de prevención, atención y cuidado”.

La Redim advirtió que casos como el de esta niña pueden repetirse si el Estado Mexicano no implementa un Sistema de Garantía de Derechos de la Infancia con perspectiva de género.

Y alentó a tomar este caso paradigmático como “una oportunidad para avanzar hacia una nueva institucionalidad que realmente proteja a niños, niñas y adolescentes”.

Además, exhortó a los gobiernos federal y de Jalisco atender urgentemente a la niña y a su familia, “ofreciendo protección especial y evitando su revictimización, y sancionando a los funcionarios responsables de la omisión y violación de derechos de esta pequeña”.

También llamó a reconocer los vacíos institucionales “para prevenir y atender el embarazo adolescente, especialmente en aquellas niñas de sectores sociales más vulnerados en el ejercicio de sus derechos”, así como “actualizar los programas de prevención y atención del embarazo adolescente, desde el reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos”.

La organización recomendó “avanzar en la construcción de un Sistema Nacional de Garantía de Derechos de la Infancia, entendido como la articulación de las políticas públicas, programas e instituciones que atienden a la niñez”.

Fuente: apro


Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar