Llaman a cuentas a los gobernadores

0

El Senado solicitó a los 31 gobernadores y al jefe de gobierno del Distrito Federal un reporte detallado sobre la situación financiera de sus entidades, con especial énfasis en los “endeudamientos contratados” y sus efectos en el mediano y largo plazo. El saldo de la deuda de los estados se incrementó de 50.7% en diciembre de 2008 a 80.1% en junio de 2012. 

El Senado de la República pidió, además, a los congresos locales y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) instrumentar mecanismos de transparencia y rendición de cuentas e instruir a los órganos de fiscalización a su cargo, a realizar auditorias sobre la situación financiera de las haciendas públicas de sus entidades.

Según un diagnóstico del senador panista Jorge Luis Preciado Rodríguez, promotor del punto de acuerdo, de diciembre de 2008 a junio de 2012, el saldo de la deuda pública de largo plazo de las entidades federativas y municipios se incrementó en 99.1%, al pasar de 203 mil 70.2 millones a 404 mil 409.5 millones de pesos.

“Que los gobernantes locales no estén obligados a reportar cómo gastan… así como el incremento irresponsable del gasto público”, se expone a lo largo del documento.

Preciado Rodríguez explicó que “hay mucha información sobre pasivos que tienen los estados” que no ha sido reportada y que ni siquiera se registra como deuda, sino como compromisos contraídos con entidades financieras a pagarse en determinado tiempo.

Al discutirse el resolutivo, el senador priísta Alejandro Tello Cristerna, calificó de “temerario, poco objetivo y parcial” hablar de la deuda de los estados como una irresponsabilidad de los gobernadores.

Afirmó que la deuda de las entidades “es una problemática estructural” que no se originó “en un día” sino que se generó “paulatinamente” por “la política de sumisión” que vivieron los estados, donde cada fin de año tuvieron que recurrir a la Secretaría de Hacienda para hacer frente a sus compromisos.

El perredista Benjamín Robles Montoya comentó que “la falta de transparencia y rendición de cuentas en las finanzas estatales, hoy en día, es particularmente grave”, porque el crecimiento de la deuda “se ha desbordado” en los últimos años.

Resaltó que el 58 por ciento de dicho endeudamiento, es decir, más de 234 mil 418 millones pesos, corresponde a compromisos con la banca comercial, sólo 22 por ciento, es decir, 89 mil 590 millones, a la banca de desarrollo, 15 por ciento a emisiones bursátiles, 3 por ciento a fideicomisos y 2 por ciento a otras fuentes de pago.

Fuente: El Universal

Comentarios

Skip to toolbar