Las vacas que dan electricidad

0

El mayor biodigestor de América Latina se encuentra en un rancho productor de leche ubicado en Ciudad Delicias, Chihuahua. Tiene un sistema de generación de energía eléctrica con base en los desechos orgánicos de las vacas capaz de producir el 40% de electricidad que requiere la empresa, además de reducir la contaminación por metano.

El biodigestor se encuentra en Agrícola Ganadera Los Luján, una empresa cuyo rancho produce más de 250 mil litros de leche al día.

Se trata de un sistema que genera gas metano con base en la desintegración de desechos orgánicos y agua, con lo cual se alimenta un motor que produce energía eléctrica.

El sistema de generación de electricidad ocupa una superficie de dos hectáreas, tiene ocho metros de y produce 500 kw/hora. La energía que produce en una hora –a partir del estiércol– representa el consumo de una vivienda promedio durante un mes.

“La estética no está peleada con la productividad”, afirma Everardo Luján Sáenz, propietario de Agrícola Ganadera Los Luján, en una entrevista que publica El Heraldo de Chihuahua.

El biodigestor inició su funcionamiento en 2008. Fue construido con asesoría de dos empresas estadounidenses ubicadas en California y Washington así como una de la ciudad de México.

El sistema “está considerado el biodigestor más grande de América Latina con una superficie de casi dos hectáreas y una profundidad de 8 metros con lo cual genera entre 180 a 250 m3 de gas metano por hora, lo cual representa entre 450 a 500 kw por hora”, según El Heraldo de Chihuahua.

Esa generación de electricidad “representa el 40% de las necesidades de energía eléctrica que tiene la empresa Agrícola Ganadera Los Luján y se encuentra en un proceso de mejora constante con el objetivo de aumentar al 70% del consumo energético que requiere dicha empresa”.

En los próximos siete años el biodigestor generará 1,000 kw/hora además de 250 mil certificados de bonos de carbono, 26 mil toneladas de CO2 por año, 5’300,000 kw por año y 200 m3 de gas metano por hora.

Adicionalmente a la alta producción de energía eléctrica, el biodigestor representa una fuerte reducción de contaminantes para AGL pues los desechos orgánicos de las reses en descomposición liberan el gas metano el cual es hasta 20% más contaminante que el CO2, de acuerdo con El Heraldo.

Comentarios

Skip to toolbar