Las crisis del periodo neoliberal, frente a la 4T

0

Por Pedro Mellado Rodríguez

Pese a los estragos de la pandemia por Covid-19 y los efectos de la guerra Rusia-Ucrania en la economía mundial, las estadísticas reflejan que el gobierno de la Cuarta Transformación ha sorteado con razonable entereza y eficacia la crisis.

Durante los 36 años del periodo llamado neoliberal por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, los gobiernos de la República, desde Miguel de la Madrid, hasta Enrique Peña Nieto, promovieron pactos económicos para tratar de contener la inflación y mejorar la situación económica del país.

A diferencia del paquete que contra la inflación y la carestía presentó el pasado miércoles 4 de mayo del 2022 la administración de López Obrador, los llamados pactos propuestos por cuatro de las cinco administraciones que antecedieron a la actual, se formularon como recursos desesperados en medios de la crisis, en tanto que la actual estrategia tiene propósitos preventivos, en un clima de manejo responsable de las finanzas públicas y la economía del país.

El pasado miércoles 4 de mayo del 2022 el gobierno federal presentó su plan para enfrentar el aumento de precios en insumos básicos, al que denominó Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC).

Este plan antiinflacionario pretende la estabilización del precio de la gasolina y el diésel, y establecer precios de referencia del gas LP y la electricidad; aumentar la producción de granos, maíz, frijol y arroz; incrementar la entrega de fertilizantes; y mantener precios estables en por lo menos 24 productos de la canasta básica durante seis meses, en un acuerdo con el sector privado.

El entorno en el que se promueve este Paquete Contra la Inflación es razonablemente estable y así lo muestran los números, cuando ya hemos avanzado tres años y medio del gobierno autodenominado como de la Cuarta Transformación.

Las reservas internacionales del Banco de México (Banxico), que garantizan liquidez en dólares para responder a choques externos, se ubicaron en 202,399 millones de dólares al corte del 31 de diciembre del 2021. Este saldo de activos de reserva es el más alto para un cierre de año desde hace por lo menos una década.

El economista en jefe de la consultoría Rankia Latinoamérica, Humberto Calzada Díaz, explicó que los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) dicen que las reservas representan 281 por ciento de los vencimientos de la deuda de corto plazo, lo que indica a los inversionistas que el país tiene el triple de los recursos que requiere para enfrentar sus vencimientos de corto plazo, publicó el periódico El Economista el pasado 4 de enero del 2022, en una nota firmada por la reportera Yolanda Morales.

En tanto que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, afirmó el pasado jueves 14 de abril del 2022, al presentar las revisiones primaverales de los dos mayores evaluadores de la economía global –el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial– que los fundamentos macroeconómicos de México son sólidos.

Explicó, en una nota publicada por el diario español El País, firmada por el reportero David Marcial Pérez, que “en un entorno de crecimiento frágil y volatilidad financiera, las grandes cifras mexicanas mejoran la media latinoamericana en casi todos los apartados que revisa periódicamente el Fondo”.

El periódico El Financiero dio cuenta el pasado lunes 2 de mayo del 2022 que al cierre del primer trimestre de este año, la Comisión Federal de Electricidad registró utilidades por 8 mil 660 millones de pesos, según reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores. Esta cifra contrasta con las pérdidas de 37 mil 537 millones de pesos observadas durante el primer trimestre del 2021.

El mismo diario registró el pasado martes 3 de mayo que Petróleos Mexicanos obtuvo utilidades por 122 mil 493 millones de pesos durante el primer trimestre del 2022, debido a un incremento en las ventas y a una ganancia cambiaria por el fortalecimiento del peso frente al dólar.

El pasado viernes 22 de abril del 2022 el Instituto Nacional de Estadística y geografía informó que la inflación en la primera quincena de abril llegó al 7.72 por ciento a tasa anual. Mientras que el pasado miércoles 4 de mayo del 2022 el periódico La Jornada reseñó que la inflación en los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) registró en marzo su mayor nivel en 34 años, al llegar a 8.8 por ciento.

El encarecimiento generalizado de bienes y servicios en los países que conforman la OCDE, entre ellos algunas de las economías más grandes del mundo, supera en un punto porcentual al registrado un mes antes, febrero de 2022, y rompe con todo registro previo desde octubre de 1988.

El 1 de diciembre de 1982 Miguel de la Madrid Hurtado asumió la Presidencia de la República para un periodo que terminaría en 1988. Según sus propias palabras, tomó el control del país en un momento de “emergencia económica”.

El martes 9 de agosto de 1983 Miguel de la Madrid promovió el Pacto Nacional de Solidaridad. En ese momento el país se encontraba en recesión económica; la inflación llegó a 105 por ciento en 1986 y a 159 por ciento en 1987; la deuda externa, la mayoría a corto plazo, alcanzaba los 87 mil millones de dólares y el sistema financiero estaba al borde de la quiebra por la caída de los ingresos por exportación y la fuga de capitales.

Aunque desde un principio De la Madrid anunció un Pacto Anticrisis, que no tuvo buenos resultados, el 15 de diciembre de 1987 firmó el Pacto de Solidaridad Económica. Entre el 15 de diciembre de 1987 y el 10 de marzo de 1988 aumentaron un 85 por ciento los precios de gasolinas, gas, aceites, tarifas eléctricas, transportes, azúcar y se dispararon las tasas de interés hasta llegar al 165 por ciento anual para los Certificados de la Tesorería.

Frente a estos fuertes aumentos en la canasta básica, los salarios aumentaron entre el 15 y el 20 por ciento durante el sexenio de Miguel de la Madrid.

Todos estos datos se pueden consultar en los números 34 y 35 de la revista Momento Económico, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, publicados en febrero-marzo de 1988.

El martes 13 de diciembre de 1988, ya como presidente en funciones, Carlos Salinas promovió la firma del Pacto de Estabilidad para el Crecimiento Económico.

El 29 de septiembre de 1989 el presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Nuevo León, Bernardo Garza González se quejó que desde la firma del Pacto de Solidaridad Económica, en diciembre de 1987, hasta septiembre de 1989, la energía eléctrica aumentó su precio un 643 por ciento, mientras que la inflación en el mismo periodo fue del 70 por ciento, según publicó el periódico El Norte de Monterrey.

Con Ernesto Zedillo Ponce de León, México cerró 1995 con una caída de -6.9 por ciento del Producto Interno Bruto y una tasa de inflación del 52 por ciento. Además, la restauración del orden financiero condujo a la destrucción o la subcontratación de millones de puestos de trabajo, a una pérdida masiva de poder adquisitivo de la población y al crecimiento de las rentas más elevadas.

Con un 40 por ciento de la población por debajo del umbral de la pobreza y al menos otro 25 por ciento en sus límites, México acentuó su condición como uno de los países con más desigualdades sociales de América Latina durante el gobierno de Zedillo Ponce de León, concluye un informe del Centro Barcelonés de Estudios Internacionales (CIDOB), actualizado el pasado 4 de abril del 2022.

El 7 de enero del 2009 el Presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa dio a conocer el Acuerdo Nacional en Favor de la Economía Familiar y el Empleo para Vivir Mejor. La economía mexicana creció 3.9 por ciento en 2012, el último año de Calderón Hinojosa, pero su avance en el sexenio fue de 1.9 por ciento en promedio, el más bajo desde la administración de Miguel de la Madrid. Influyó principalmente la caída de 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2009 debido a la crisis global, en particular por la recesión en Estados Unidos, cuya economía creció 0.8 por ciento en promedio entre 2007 y 2012, según CIDOB.

El lunes 9 de enero del 2017, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto presentó su Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, en respuesta al rechazo generalizado al alza en el precio de los combustibles, que entró en vigor el 1 de enero de ese año, y que la Confederación Patronal de la República Mexicana se negó a firmar, al considerarlo improvisado, incompleto e insuficiente.

Pese a los estragos de la pandemia por Covid-19 y los efectos de la guerra Rusia-Ucrania en la economía mundial, las estadísticas reflejan que el gobierno de la Cuarta Transformación ha sorteado con razonable entereza y eficacia la crisis que afecta a la mayoría de los países del planeta.

Fuente: SinEmbargo

Comments are closed.