La PGR le hace vacío al padre Solalinde

0

La PGR no recibió la declaración por escrito del padre Solalinde y nadie salió a recibirlo, a pesar de que había sido convocado públicamente para aportar sus datos de que los normalistas fueron quemados con vida

El sacerdote y activista Alejandro Solalinde Guerra acudió esta tarde a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), que depende de la Procuraduría General de la República (PGR), a donde fue llamado para compartir los informes de testigos quienes le aseguran que los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala, Guerrero, fueron quemados vivos y están muertos.

Sin embargo la PGR no recibió la declaración por escrito del clérigo y nadie salió a recibirlo, a pesar de que la semana pasada la PGR, a través de su titular, Jesús Murillo Karam, afirmara que lo invitaría a ampliar sus declaraciones a la prensa y contribuir con la búsqueda de los 49 jóvenes.

Aun así, al salir de las instalaciones de la Procuraduría, en la avenida Reforma de la Ciudad de México, el religioso comentó a la prensa que el próximo jueves se reunirá con el titular de la PGR, Murillo Karam, para hablar del caso y sus declaraciones.

El pasado 17 de octubre el activista afirmó que no había ninguna esperanza de que los muchachos regresaran vivos: “Desde el domingo [12 de octubre] a la fecha he tenido varios encuentros con testigos, algunos testigos presenciales, que sufrieron el primero y segundo ataque, estudiantes, pero hay otras fuentes, que no son estudiantes, que nos hablan de otro momento. Hablan de que aún estando algunos vivos, heridos, pero vivos, fueron quemados”, dijo a SinEmbargo.

Solalinde Guerra planteó que desconoce si los jóvenes podrían estar en alguna de las 20 fosas que la Procuraduría y la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) han encontrado en Iguala.

“No lo sabemos. Si están en las fosas, el equipo argentino de antropología forense no tiene la tecnología para saberlo, ellos pueden trabajar en condiciones normales, pero no imposibles con restos calcinados. No hay esperanzas de que estén vivos”, expuso.

El sacerdote aseguró que el Gobierno mexicano le está dando un manejo político y no de justicia al caso y que evalúa qué verdad decir: la de menor costo político.

“¿Qué es menos penoso para el sistema?, ¿decir que están calcinados con todo lo que implicó eso?, o decir que están desaparecidos y que no saben lo que les pasó, porque es menos impactante decir lo segundo, y además menos comprometedor, pero es más doloroso para los familiares tenerlos con la esperanza. El gobierno sabe muchas cosas, si está reteniendo la verdad es su responsabilidad, hay que decirlo, este manejo ya se contaminó y su manejo no es de justicia, es político”, afirmó.

Al respecto, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, planteó en una conferencia de prensa, realizada también el viernes pasado: “Yo siempre me he referido, y lo quiero repetir con contundencia, están desaparecidos; mientras yo no tenga evidencia de otra cosa ellos están desaparecidos”.

Sobre las declaraciones del clérigo expuso que podría llamar a comparecer al activista y defensor de derechos humanos de las personas migrantes.

“Me parece una persona muy respetable, en consecuencia sí lo voy a invitar a que venga a declarar, porque me parece muy importante la información que él tiene”, expuso.

Fuente: Sin Embargo

Comments are closed.