La droga en las calles

0

A partir de hoy las procuradurías locales tienen facultades para combatir el narcomenudeo. El periodista Julián Andrade reflexiona sobre los riesgos y retos que eso implica: puede generarse más corrupción si no se implementan medidas eficientes de control y es necesario dotar a los estados de recursos suficientes para sus nuevas tareas.

“El narcomenudeo, conviene no olvidarlo, es uno de los mayores retos para las autoridades, ya que es justo ahí donde inicia toda una red criminal que tiene su expresión más nítida en los pleitos entre delincuentes, pero también en la violencia cotidiana”, escribe el columnista Julián Andrade.

No quiere decir, aclara el analista, “que la Procuraduría General de la República sea relevada de sus tareas, sino que más bien contará con una clara corresponsabilidad de las dependencias estatales”.

“A partir de hoy, quien se encuentre en poder de hasta 4.9 kilogramos de mariguana, 499 gramos de cocaína o 1.9 kilogramos de opio tendrá que vérselas con los Ministerios Públicos de los estados (los rangos que excedan a los planteados son tarea de la Federación”, explica en su columna del diario La Razón.

Julián Andrade es autor de los libros La lejanía del desierto y Asesinato de un cardenal, así como director de Noticias de Efekto TV.

Uno de los problemas en la implementación de las nuevas tareas, agrega, “es que las procuradurías de los estados y en particular sus policías, serán sometidas a presiones adicionales y sin que se tengan cuerpos de investigación bien preparados”.

“Esto puede generar una mayor corrupción, si no se implementan eficientes tramos de control”, advierte.

“Uno de los riesgos más inquietantes –explica–, es el que representa la posibilidad de mayores sobornos y compromisos con los criminales, toda vez que a partir de este martes, las corporaciones estatales tienen la obligación de actuar en contra de cualquier maleante, y no como antes, cuando la protección que se podía brindar era la de simplemente voltear los ojos para otro lado”.

Ante la falta de recursos por parte de las autoridades locales, el reto, afirma, “será el de dotar a los estados de los recursos suficientes para sus nuevas tareas y evitar, al mismo tiempo, que las autoridades federales rehúyan a una responsabilidad que de modo primario les corresponde”.

El artículo de Julián Andrade, publicado en La Razón, puede leerse aquí:

La droga en las calles

julian.andrade@razon.com.mx
Twitter: @jandradej

Comentarios

Skip to toolbar