Juez niega en definitiva amparo a Rosario Robles

0

Un juez negó hoy, de forma definitiva, suspender la orden de aprehensión que pesa sobre Rosario Robles Berlanga, ex titular de la Secretaría de Sedesol y Sedatu, a quien el pasado 13 de agosto un juez imputó dos cargos por ejercicio indebido del servicio público, por los cuales se le decretaron medidas cautelares de prisión preventiva justificada en el penal de Santa Martha Acatitla. Los cargos son “agraviados” por tratarse, de acuerdo con el juzgador que imputó a la ex secretaria de Estado durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, de un delito continuado.

Reporte de SinEmbargo/ Infobae

Un juez negó hoy, de forma definitiva, suspender la orden de aprehensión que pesa sobre Rosario Robles Berlanga, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), vinculada a proceso desde el pasado 13 de agosto por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

“Se niega la suspensión definitiva solicitada contra actos del fiscal General de la República y otras autoridades, a quienes atribuyó la orden de aprehensión y comparecencia, así como su ejecución, por los motivos expuestos en el razonamiento cuarto de esta resolución. Segundo. Se reserva resolver sobre la suspensión definitiva por las razones expuestas en el último razonamiento”, se lee en el documento del juzgador.

Rosario Robles interpuso el amparo contra su probable detención el pasado 8 de agosto, previo a su ingreso al Reclusorio Sur.

El 13 de agosto, el Juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien vinculó a proceso a Robles Berlanga, pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) aclarar si el ex Presidente Enrique Peña Nieto está involucrado en el caso de la “Estafa Maestra”, y le sugirió investigar a José Antonio Meade Kuribreña, ex candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), para saber si también incurrieron en omisiones.

“Si existen avisos por escrito a Enrique Peña Nieto y no los presentó, está encubriendo al ex Presidente, por lo que debe aclarar si Peña Nieto está involucrado o no”, dijo el juzgador.

LA IMPUTACIÓN 

El pasado 8 de agosto, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) acusaron a Rosario Robles por omisiones que permitieron el desvío de 5 mil 73 millones 358 mil 846 pesos en las secretarías que dirigió en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

La Fiscalía y la Auditoría presentaron como pruebas 27 convenios que realizaron las dos secretarías mientras Robles era su titular. Dichos convenios se llevaron a cabo con la Universidad  de Morelos; con la Universidad Politécnica de HidalgoM; con la Televisora de Hermosillo; con la Universidad Politécnica de Quintana Roo; con la Universidad de Chiapas; con Radio y Televisión de Hidalgo y con el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

En voz de Teresa Maldonado, Agente del Ministerio Público (MP) federal, las imputaciones directas a Robles son “por el posible ejercicio indebido del servicio público, porque supo por el cargo que ella tenía, de estos actos y no informó al Presidente [Enrique Peña Nieto], y no actuó en contra a pesar de que ambas cosas están estipuladas en los reglamentos de Sedesol y Sedatu”.

“Usted, señora María del Rosario, estando en la Sedesol y Sedatu, de 2012 a 2015 y de 2015 a 2018, respectivamente, sabía que resultarían afectadas terceras personas y usted era Secretaria de Estado (…) En junio de 2014, usted tuvo conocimiento de los actos, por parte de Juan Manuel Portal, entonces auditor superior de la federación, y volvió a tener conocimiento en septiembre de 2014 y junio de 2015”, dijo Maldonado.

La agente enlistó las acusaciones y enfatizó en que lo que se hizo en la Sedesol se repitió en la Sedatu. Lo que pidió fue “el auto de vinculación a proceso por los hechos conocidos como la “Estafa Maestra”; por las irregularidades de las que tuvo conocimiento de manera interna y por la ASF, por hechos cometidos por servidores públicos de sus secretarías”.

LA DETENCIÓN DE ROSARIO

Robles Berlanga fue vinculada a proceso por el ejercicio indebido del servicio público. Este martes, el Juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, determinó el futuro de la ex funcionaria por los próximos dos meses.

El dato clave de la Fiscalía para conseguir mantener a la ex funcionaria detenida fue que Robles ha mentido sobre su domicilio en una ocasión, para solicitar una licencia para manejar, usando una diferente a la que decía que siempre había ocupado, y que además tenía la capacidad económica para evadir la ley e incluso huir.

La resolución del juez cayó como un balde de agua fría sobre Rosario Robles Berlanga y su defensa. Algunas personas que se encontraban en la audiencia, vieron que la mujer de 63 años de edad parecía desvanecerse. Ni ella ni sus abogados imaginaron que algo así podría suceder. De esta manera se hizo realidad su peor pesadilla; ahora esperará tras las rejas a que continúe su juicio legal.

Fuente: SinEmbargo/ Infobae

Comments are closed.