Informe de CIDH desacredita al gobierno de EPN: Prensa extranjera

0

Los principales medios internacionales destacan cómo el informe difundido el día de ayer por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con respecto a la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ha desafiado y desacreditado la “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR), además de representar un fuerte golpe a la imagen del Presidente Enrique Peña Nieto.

“Las conclusiones del informe fueron un fuerte reproche al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, que había tratado de poner fin al caso”, publica The New York Times. Para el Washington Post, “la revisión del caso por parte de los expertos ha rechazado la narrativa oficial del gobierno de los hechos y afirma que los investigadores torturaron testigos y dieron un mal manejo a la evidencia”.

En tanto, Los Angeles Times refiere que “el informe del grupo de trabajo internacional representa la primera presentación detallada de los hechos y testimonios que contradicen la versión oficial de los hechos”.

El diario británico Financial Times dice que “los hallazgos son sumamente embarazosos para el señor Peña Nieto, quien ha llamado al Ejército ‘una institución de gran orgullo’. El informe alega que los soldados vieron, pero no detuvieron, a la policía disparando indiscriminadamente contra estudiantes desarmados y cerca de la ciudad de Iguala. El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ha cerrado de golpe las sugerencias y calificado como una ‘provocación’ la participación del Ejército”.

Algunos de los artículos de la prensa extranjera sobre el informe del GIEI de la CIDH.Para la BBC de Londres “este informe confirma lo que muchos han creído durante mucho tiempo – que la investigación del gobierno sobre la desaparición de los 43 estudiantes era profundamente defectuosa”.

“Las familias de los desaparecidos no estaban de acuerdo desde el principio con la versión del gobierno de los acontecimientos – ahora han sido reivindicados. Hay mucho que aún se desconoce – el informe no explica lo que sucedió con los estudiantes y sólo sugiere posibles motivos. Pero lo que está claro es que el gobierno debe intensificar sus esfuerzos para llegar al fondo de lo que realmente ocurrió. El Presidente Enrique Peña Nieto ha sido enormemente criticado por su manejo de este caso – este informe amontonará aún más presión sobre él”, dice la cadena.

La agencia Reuters refiere que “el fracaso del gobierno para capturar a los asesinos o incluso convencer a los mexicanos de que su investigación es seria ha afectado la reputación del Presidente Enrique Peña Nieto, y el informe del domingo es seguro que acumular más presión sobre él”.

The Wall Street Journal refiere que los investigadores de la CIDH mencionaron que la premura de la investigación parecía haber sido por razones políticas, por ello dice que las partes críticas de la investigación del caso Iguala “están siendo desafiadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como graves deficiencias, incluyendo la afirmación de que sus cuerpos fueron incinerados en un vertedero de basura”.

El Financial Times dice que tras la publicación del informe de la CIDH que demolió la ”verdad histórica” el gobierno de México se encuentra “bajo fuego”. Al respecto, The New York Times menciona que la nueva información aportada por el GIEI “podría reavivar la ira y la incredulidad generalizada que estalló en las semanas posteriores a la desaparición de los estudiantes”.

“Meses de protestas, muchas lideradas por los padres de los estudiantes desaparecidos y, a veces incluyendo brotes de violencia, llevan al colapso la imagen internacional del Presidente Enrique Peña Nieto como un modernizador. Éstas han subrayado tanto el horror continuado de las guerras mexicanas de drogas que había sido minimizado sistemáticamente por su administración y la corrupción política arraigada que proporcionan un telón de fondo de gran parte del terrorismo, así como un manejo torpe e insensible del gobierno en su investigación”, refiere The Guardian por su parte.

La “verdad histórica” fue la propuesta por el entonces Procurador Jesús Murillo Karam a semanas de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Murillo Karam dijo en una conferencia de prensa que los jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos quemados en el basurero de Cocula. Sin embargo, esta verdad fue desmentida el día de ayer en el informe del GIEI de la CIDH el cual aportó al menos dos nuevas líneas de investigación.

Fuente: Sin Embargo

Comentarios

Skip to toolbar