Industria chatarra usó la Segob para espiar activistas de la alimentación

0

Un reportaje publicado por Sinembargo, da cuenta de cómo la industria chatarra uso su poder para espiar, vía la Secretaría de Gobernación en tiempos de Peña, a activistas de la alimentación que han dedicado parte de su vida profesional a denunciar el daño que los alimentos y bebidas chatarras causan en los seres humanos.

En julio de 2016, el investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, Simón Barquera; el entonces coordinador de ContraPESO, Luis Encarnación; y el director del Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, recibieron mensajes de texto en sus celulares, con un supuesto link “seguro”, que en realidad introducía un malware conocido como Pegasus, que otorgaba acceso total al dispositivo.

Pegasus es un malware comercializado por una empresa israelí que obtiene acceso total al dispositivo después de entrar a un link malicioso que se envía por mensaje de texto. Esta no es la primera vez que Pegasus aparecer en la esfera pública de nuestro país, toda vez que se documentó la utilización de dicho malware para espiar a opositores del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Calvillo recibió un mensaje de texto en julio de 2016, donde un supuesto amigo le notificaba el fallecimiento de su padre, invitándolo al velorio, para lo que adjuntaba un link con la supuesta ubicación del lugar. Mismo modus operandi denunciado por activistas víctimas del espionaje de Peña Nieto. Días después Calvillo recibió un segundo mensaje con un link a una supuesta nota de Proceso donde aparecía su nombre.

Asimismo, Calvillo recibió peticiones anómalas de estudiantes para realizar su servicio social en el Poder del Consumidor; su director, por su parte, refirió la rareza de las peticiones toda vez que en todos los años de existencia de la asociación, nunca habían recibido solicitudes para servicio social.

Calvillo contó para el reportaje de la periodista Dulce Olvera, que desde abril de ese año sabía que podía ser objeto de espionaje, aunado a ello, le informaron que en una reunión realizada en la Secretaría de Gobernación, se acordó enviar jóvenes estudiantes del Colegio de México como infiltrado a las oficinas del Poder del Consumidor, la vía, dijeron, sería como solicitantes del servicio social.

“No nos quedaba duda de que un grupo dentro del Gobierno mexicano estaba actuando a favor de las empresas”, refirió el director de El Poder del Consumidor en entrevista para Sinembargo.

Para el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, era evidente que en la Segob había funcionarios al servicio de las empresas de bebidas y alimentos, lo cual podría explicar que tiempo después, a inicios de 2019, Roberto Campa Cifrián, quien se había desempeñado como subsecretario de Derechos Humanos en Gobernación, sustituyera a Genaro Borrego Estrada como Director de Asuntos Corporativos de FEMSA, la embotelladora de productos Coca-Cola, “veneno embotellado”, en palabras de López-Gatell. La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) rechazó que se pretenda construir un culpable único de la obesidad “con interpretación sesgada”. Borrego ahora es vicepresidente de FunSalud, una fundación relacionada con Nestlé.

Fuente: El Soberano

 

Comments are closed.