Gritos estropean teleboda de peluche

0

Hilos sueltos

El canal de las estrellas se vio obligado a cortar la transmisión en vivo de La Boda del Año: el matrimonio religioso del comediante estelar de Televisa Eugenio Derbez y la actriz de telenovelas Alessandra Rosaldo. Pero no fue por fallas técnicas o problemas con el enlace sino porque los gritos de protesta contra el fraude electoral se empezaron a colar a través las pantallas de Televisa. Y en cadena nacional y sin que hubiese en pago de por medio…

“¡Córtale mi chavo!”, habría ordenado el productor a cargo.

La razón: Un grupo de estudiantes de la UNAM, presumiblemente del #YoSoy132, que se quedaron rezagados en el centro histórico de la ciudad de México, acabaron justo frente a la parroquia de Regina Coeli en la que los actores celebraban su boda y de inmediato de corrió la voz vía Twitter y como la boda estaba siendo transmitida por Televisa, que suele hacer negocio con el bodorrio de sus estrellas, luego luego se dejaron caer no menos de 500 manifestantes que se pusieron a corear consignas contra el presidente virtual Enrique Peña Nieto y la propia televisora.

“¡Queremos escuelas, no telenovelas!”, fue una de las tantas consignas.

Derbez en cuando, por cierto, se lo tomó de buen humor. Faltaba más. “Yo estoy con ellos, apoyo su protesta, pero lamento que sea en el día de mi boda, lo guardaré como un bonito recuerdo de mi boda”, dijo el comediante y productor, quien reveló que su voto no fue para Peña Nieto, según El Universal.

Los gritos de la muchedumbre enardecida por el controvertido rol escenificado en las elecciones presidenciales por la cadena televisiva más grande de habla hispana, fueron creciendo en intensidad mientras el capellán dirigía los oficios. La televisora alegó que los gritos eran por la emoción de los seguidores de Derbez. Pero en algún momento ya no fue posible evitar que el griterío saliera por las pantallas.

Televisa optó por un recurso harto socorrido por ellos cuando se cuela algo que no debe salir: cortar la transmisión. Alegando tener fallas técnicas, la televisora mandó a escenas pregrabadas sobre la boda y sacó a una conductora a hacer comentarios de relleno, muy triviales y atropellados a decir verdad, pero evidente se salió de control la transmisión, no así la de la protesta que fue transmitida vía Ustream TV.

¡Fue horrible, fue horrible!

Un poco más tarde, el canal de las estrellas retomó a la transmisión de la boda civil realizada antes de la religiosa y oficiada por una jueza que más bien parecía personaje salido de La Familia Peluche, me cae. Los manifestantes, en cambio, festejaron haber logrado que su voz de protesta haya salido por las pantallas de Televisa, que no había concedido ninguna importancia en sus espacios informativos a la mega marcha del sábado que culminó en el Zócalo y eso calienta señor juez.

Los twiteros ofrecieron una disculpa al buen Derbez por haber pegado de gritos en su casorio, que no es el primero, pero explicaron que no fue en su contra, no es nada personal, ah caray eso salió en otra televisora, sino en contra de Televisa, que este mismo domingo inicia por cierto la tercera temporada de La Familia Peluche, una exitosa serie cómica que habla muy claramente de la capacidad de Televisa para producir programas de calidad y alto contenido cultural para su público.

¡Que alguien me explique!

Comentarios

Skip to toolbar