EZLN avisa: es la hora de actuar

0

El EZLN celebró el 19 aniversario de su gesta con un festejo en sus cinco caracoles y reiteró el mensaje de que su lucha tomará un nuevo camino. Simpatizantes del movimiento, como Pablo González Casanova, exrector de la UNAM, dicen que habrá que esperar otro mensaje para conocer las acciones a seguir. A su vez, Gustavo Esteva sostiene que basta revisar la Sexta Declaración de la Selva Lacandona para entender que los zapatistas le están diciendo a la sociedad civil que ha llegado la hora de comenzar a actuar.

Por José Gil Olmos e Isaín Mandujano/ Proceso

A las 21:30 horas del 31 de diciembre, el caracol zapatista de Oventic era un hervidero de sombras azules y negras concentradas en la enorme plancha construida en 1995. No fue como en años anteriores, en los que el grupo guerrillero salía a colgar un anuncio en la entrada de los centros de reunión con la leyenda: “Nos fuimos de vacaciones, nos vemos el próximo año”.

Esta vez, miles de indígenas de las comunidades de base zapatistas llegaron al caracol “Resistencia y Rebeldía por la Humanidad” a celebrar 19 años de la declaración de guerra, en una fiesta que duró hasta las cinco de la mañana del martes 1 de enero –como lo dijo un alto mando del EZLN–, pero también para anunciar una nueva etapa de lucha encaminada a la creación de una amplia red de movimientos sociales, dice el sociólogo Pablo González Casanova, observador cercano de la lucha zapatista desde su surgimiento en 1994.

El 30 de diciembre por la noche, el EZLN difundió tres comunicados en su página electrónica http://enlacezapatista.ezln.org.mx, que fueron leídos el martes 1 durante el Tercer Seminario Internacional de Reflexión y Análisis “Planeta Tierra: Movimientos Antisistémicos”, realizado a las afueras de San Cristóbal de las Casas por el Centro Indígena de Capacitación Integral “Fray Bartolomé de Las Casas” AC, Universidad de la Tierra Chiapas (Cideci-Unitierra), al que asistieron representantes de organizaciones sociales e indígenas de México, América Latina y Europa.

En uno de ellos, los zapatistas hablan del nuevo camino que tomará su lucha después de 19 años de la declaración de guerra lanzada al gobierno federal el 1 de enero de 1994, cuando tomaron siete cabeceras municipales de Chiapas:

“Intentaremos construir los puentes necesarios hacia los movimientos sociales que han surgido y surgirán, no para dirigir o suplantar, sino para aprender de ellos, de su historia, de sus caminos y destinos.”

Luego, al final de una lista de seis puntos, en los que reafirma su pertenencia al Congreso Nacional Indígena, su crítica a la clase política mexicana y a los medios de comunicación y el emplazamiento al gobierno de Enrique Peña Nieto de continuar o no con la estrategia de contrainsurgencia, el EZLN anuncia:

“En los próximos días, a través de sus comisiones Sexta e Internacional, dará a conocer una serie de iniciativas, de carácter civil y pacíficas, para seguir caminando junto con los otros pueblos originarios de México y de todo el continente, y junto a quienes, en México y en el mundo entero, resisten y luchan abajo y a la izquierda.”

A partir de ahí, la mayoría de los asistentes al encuentro ofrecieron su apoyo al EZLN, entre ellos los integrantes del Congreso Nacional Indígena, del Movimiento por la Paz con Justicia de Dignidad y adherentes a la Otra Campaña. Incluso al terminar el encuentro se hizo un reconocimiento a los 19 años de lucha del EZLN por parte de todos los asistentes, algunos de ellos de Argentina, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Italia, Perú, entre otros.

“Agradecemos al Ejército Zapatista de Liberación Nacional por enseñarnos el camino y dejarnos las huellas de sus pasos”, dijo uno de los organizadores, tras lo cual la mayoría se levantó con el puño izquierdo en alto y comenzó a entonar el himno zapatista, que lleva como música la de Carabina 30-30, evocando los primeros días de 1994.

González Casanova y los asistentes a dicho encuentro esperan que en los próximos días el EZLN emita más comunicados en los cuales defina las nuevas iniciativas encaminadas a una salida pacífica a la violencia que hoy vive el país y que redunde en el fortalecimiento de los movimientos sociales nacionales e internacionales. Al cierre de esta edición los zapatistas aún no subían ningún comunicado a su página electrónica.

(Fragmento del reportaje de Proceso 1888, ya en circulación)

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar