Era previsible la salida de AMLO

0

El fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhtémoc Cárdenas y el presidente nacional perredista, Jesús Zambrano, expresaron su respeto hacia Andrés Manuel López Obrador, quien la víspera anunció su decisión de separarse del Movimiento Progresista y de dar vida propia al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), con base en su actual estructura.

Para Cárdenas Solórzano, líder histórico del PRD, la decisión de López Obrador ya se esperaba, por lo que no le sorprendió el anuncio de crear un nuevo partido con Morena como plataforma.

En entrevista radiofónica, Cuauhtémoc Cárdenas expresó su respeto hacia López Obrador y sus “mejores deseos” por la nueva empresa política del tabasqueño.

“Uno escoge determinadas trincheras de acuerdo con la circunstancia personal de cada quien. En este caso Andrés Manuel tiene una visión (que) yo respeto, aunque no sé a dónde lo vaya a conducir; otros tenemos otra visión y pues estamos utilizando aquellas trincheras a las que tenemos acceso”, agregó Cárdenas, tres veces candidato presidencial del PRD.

Sin embargo, el hijo del ex presidente Lázaro Cárdenas, dijo que el PRD tiene que tomar en cuenta la separación de López Obrador para ponerse a trabajar y fortalecerse como partido. “Tiene que ser un partido de propuestas, que realmente represente los intereses de un número muy importante de mexicanos con sentido democrático y progresista”, añadió.

Ayer, en un multitudinario acto en la Plaza de la Constitución, López Obrador anunció su retiro del PRD y su decisión de crear un nuevo partido con la estructura de Morena.

En el mismo sentido se pronunció el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano. Aunque celebró la decisión de López Obrador, el dirigente perredista descartó que la salida del tabasqueño vaya a provocar una desbandada de perredistas.

“El PRD es una institución y las instituciones son más fuertes que las personas y las personalidades”, atajó Zambrano, aunque al final aceptó que algunos perredistas sí podrían abandonar al partido para unirse a López Obrador.

“Yo no veo signos de la desbandada. Lo van a ver quienes están en la Cámara de Diputados y en el Senado, a ver si es verdad que estamos ante el riesgo de una desbandada y una crisis. No hay crisis del PRD; vamos a trabajar para rejuvenecerlo y enriquecerlo”, insistió.

En conferencia de prensa, reiteró que no existen diferencias entre el PRD y López Obrador. “Estamos a mano y estamos en paz; no hay pleito”.

Consideró que si Morena se constituye como partido político y las otras fuerzas de la izquierda trabajan en conjunto por una transformación del país, no habrá división. “En este momento podrá verse como un caminar por separado, pero en los momentos decisivos vamos a estar juntos”, resaltó.

Fuente: Proceso

Comentarios

Skip to toolbar