EPR amaga con retomar las armas

0

El Ejército Popular Revolucionario (EPR) amagó este miércoles con reanudar las acciones de hostigamiento contra el Estado mexicano, al agotar los cauces legales para dar con el paradero de sus compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, víctimas de desaparición forzada.

En un comunicado, el grupo guerrillero advirtió que del curso que tomen los acontecimientos, “el único responsable es el Estado mexicano y sus administradores en turno (…) al quedar en evidencia el despliegue contrainsurgente con fines de ‘limpieza social’ que realizaron los gobiernos panistas”.

Añadió:

“Hay autores materiales e intelectuales, nombres conocidos por su trayectoria represiva y esbirros del sistema que gozan de impunidad y que participaron en la desaparición forzada de los eperristas”.

El texto, con fecha 6 de noviembre, destaca que la detención-desaparición de Reyes Amaya y Cruz Sánchez, perpetrada el 25 de mayo de 2007 en esta capital, se dio en un contexto de auge del movimiento popular magisterial y la escalada represiva de los gobiernos estatal y federal, encabezados por el PRI y el PAN, respectivamente.

Ese crimen de lesa humanidad y de Estado vino a desenmascarar a nivel nacional e internacional la sistemática e ininterrumpida práctica terrorista del Estado mexicano desde los años 60, según el EPR.

Asimismo, señaló que “su presencia en esos momentos en Oaxaca fue coadyuvar en el desarrollo del movimiento de masas, ya que el deber moral de cada miembro del partido es jamás abandonar al pueblo en sus luchas, a pesar de los riesgos que corramos”.

Subrayó:

“A nadie se le debe olvidar que en Oaxaca siempre hemos estado presentes dentro de las luchas populares, hombro a hombro con ese pueblo que siempre ha tenido conciencia y voluntad de combatir, aunque muchos en su carrera oportunista quieran omitirlo”.

El EPR destacó que la detención-desaparición de sus dos compañeros “se dio en el marco de una campaña de contrainsurgencia nacional encaminada a eliminar físicamente a opositores, luchadores sociales consecuentes, defensores de derechos humanos y todo aquel ciudadano que mostrara el mínimo de inconformidad contra el régimen”.

En esos días, insistió, sumaron más de 40 los casos denunciados y/o documentados de desaparición forzada, todas vinculadas a la lucha contra el régimen, “quedando en evidencia el despliegue contrainsurgente con fines de ‘limpieza social’”.

Respecto de la Comisión de Mediación, resaltó que “de inicio a fin jugó un papel importante para conocer la verdad sobre el destino de nuestros compañeros. Hoy queda fehacientemente demostrado que fueron detenidos-desaparecidos por fuerzas policíaco-militares del Estado mexicano, un hecho que no es aislado, por el contrario, es de carácter sistemático y constituye una política de Estado”.

El grupo guerrillero puntualizó que pese a que la Comisión de Mediación se enfrentó a la violencia institucional y la prepotencia que caracteriza a regímenes autoritarios, “de antemano agradecemos sus esfuerzos comprometidos con la verdad y la justicia. Sabemos que su labor por la justicia y la lucha contra el régimen neoliberal no termina aquí”.

Además, destacó que “hoy son más de 30 mil los desaparecidos, cifra que supera a las víctimas generadas por las dictaduras militares en Sudamérica”.

Fuente: Proceso

Enhanced by Zemanta

Comentarios

Skip to toolbar