Empresarios de Tabasco que combatieron a AMLO, ahora lo apoyan

0

Andrés Manuel López Obrador se reunió aquí con la estructura electoral de Morena y con la “crema y nata” del empresariado tabasqueño que, en 1994, lo atacó con cuando el ahora candidato presidencial de la coalición “Juntos haremos historia” contendió por el PRD a la gubernatura del estado.

Comió con los empresarios que, en su gran mayoría, apoyaron financieramente la campaña priista de Roberto Madrazo en 1994 y que, tras un fraudulento proceso, en enero de 1995 se aferró a la gubernatura bloqueando carreteras, cerrando comercios y apaleando, con pandilleros, a perredistas que durante 19 días protestaban frente al palacio de gobierno.

Al probarse el fraude electoral contra López Obrador, el presidente Ernesto Zedillo ordenó a su secretario de Gobernación, Esteban Moctezuma, remover el cargo a Madrazo Pintado, pero los empresarios y priistas tabasqueños se rebelaron e impidieron su salida.

Hoy, los poderosos hombres de negocios de Tabasco tributaron elogios, reconocimientos y admiración a la “terquedad” de su paisano López Obrador por alcanzar la Presidencia de la República, “ahora más cerca que nunca”, fue el comentario casi unánime en la sobremesa de conocido hotel de esta capital.

“Andrés Manuel López Obrador es un excelente candidato y va a ganar, nosotros vamos a votar por él”, aseguró el destacado ganadero, empresario y exsenador priista Arcadio León Estrada.

León Estrada fue el segundo dirigente de la otrora poderosa Unión Ganadera Regional de Tabasco (UGRT) fundada a principios de los años sesenta y, tras dejar el cargo en los noventa y dirigirla por más de 15 años, la organización entró en crisis, quebró y hoy se encuentran en remate sus instalaciones y terrenos.

Es, además, cuñado del poderoso empresario hotelero, automotriz, ganadero y exgobernador priista de Quintana Roo, David Gustavo Gutiérrez Ruiz, presente también en la comida con López Obrador.

No faltó Ignacio Cobo González, socio de Carlos Slim en Teléfonos de México y empresario hotelero y periodístico.

Cuando Zedillo Ponce de León acudió por primera vez a Tabasco para avalar la permanencia de Madrazo en la gubernatura, después de doblar las manos ante la rebelión empresarial-priista de enero de 1995, “Nacho” Cobo festejó: “Para que los perredistas se dejen de mamadas”.

En primeras filas, ahora aparecieron los constructores Manuel Santandreu Hernández e Ignacio Rubio Solís, así como destacados líderes de la Coparmex, Canacintra, Canaco e Industria de la Construcción (CMIC), entre otros.

Sobresalió el empresario hotelero y ganadero y tres veces candidato del PRD a la gubernatura, César Raúl Ojeda Zubieta, que hasta mediados de 2016 fue secretario de Gobierno del perredista Arturo Núñez.

En la reunión, López Obrador, acompañado del candidato de Morena a la gubernatura, Adán Augusto López Hernández, expuso de nuevo su proyecto para Tabasco, entre ellos, la construcción de una refinería en el puerto petrolero de Dos Bocas, ubicado en el municipio de Paraíso.

Se perforarán más pozos para aumentar la producción petrolera y extracción de gas, y se plantarán cien mil hectáreas de árboles frutales y maderables para generar, en el primer año, 40 mil empleos en la entidad.

El candidato presidencial de Morena-PT-PES calificó el encuentro de fraternal y amistoso con los empresarios que, dijo, se comprometieron a ayudar con su experiencia en ganadería, agricultura y comercio.

Al término del evento, explicó que su propuesta de confeccionar una “Constitución moral” no es para modificar la Carta Magna, sino una para fortalecer valores culturales, morales y espirituales.

Algo que consideró “trascendente” en la idea de que no sólo se debe buscar el bienestar material, sino también el bienestar del alma, porque “no sólo de pan vive el hombre”.

Por ello, reveló, se están buscando psicólogos, antropólogos, religiosos, maestros y especialistas para elaborar la “Constitución moral”.

“Ya hay antecedentes. Alfonso Reyes escribió la cartilla moral, si se leyera se entendería mejor lo que estoy proponiendo”, recomendó.

Sobre las declaraciones del aspirante independiente, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, de que ahora López Obrador es el nuevo jefe de la “mafia en el poder”, por hacer candidatos de Morena al exlíder minero Napoleón Gómez Urrutia, al panista Germán Martínez y a Nestora Salgado García, el político tabasqueño replicó:

“Se pasan, están muy desesperados, no les voy a responder, amor y paz”.

Respecto a si creía lo dicho por el gobernador Arturo Núñez de no meter manos en el proceso electoral, respondió:

“Yo creo que todas las autoridades tienen que ser respetuosas de la decisión que tomen los ciudadanos y no voy a cuestionar al gobernador de Tabasco”.

También dijo que no se confrontará ni peleará, debido a que sus paisanos le recomiendan mucho que no conteste, que no caiga en ninguna provocación, que no se enganche.

“Serenidad y paciencia, como decía Kalimán”, soltó en tono de broma.

–¿Siguen siendo amigos? –se le preguntó.

“Son todos mis amigos, todos los tabasqueños no sólo son mis amigos, son mis paisanos del alma”.

–¿Y Roberto Madrazo?

“Todos, a todos los respeto mucho”, sentenció.

Fuente: Proceso

Comentarios