El periodismo entre dos fuegos

0

La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias califica de amenaza de muerte a la libertad, la violencia contra la prensa en México.

Según su informe anual 2012, en México esta violencia se ha constituido como parte de una estrategia de control territorial que implica, al mismo tiempo, un control informativo dentro del mismo territorio. El Estado ha perdido su control y su autoridad está puesta en cuestión por grupos criminales.

La asociación, conocida por sus siglas WAN-IFRA, resalta la insuficiente e ineficaz respuesta de las autoridades mexicanas en apoyo a la prensa, sin olvidar la violencia que ejerce el Estado mexicano para con los periodistas, así como autoritarismo y falta de respeto.

Anteriormente, durante el 63 Congreso Mundial de Periódicos celebrado el pasado año, la referida asociación expresó su inquietud sobre la contraofensiva del gobierno mexicano contra el crimen organizado, la impunidad en el país y pidió ayuda al Gobierno para luchar contra esta violencia.
Casi un año después y con varios asesinatos de periodista añadidos a la ya larga lista, WAN-IFRA publica un informe sobre el impacto que está teniendo la lucha del gobierno en la prensa mexicana.
A pesar de las buenas intenciones y promesas, la ofensiva armada contra los poderosos grupos criminales que controlan el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos de América lo único que ha arrojado ha sido que el número de ataques contra los periodistas y medios de comunicación ha ido es ascenso. Los cárteles de la droga han ampliado su terreno de operaciones y, no solo se enfrentan a las autoridades, sino que además lo hacen entre sí, el resultado: más muertos.

Control de los cártel
es
El informe subraya que los cárteles de la droga tienen como objetivo controlar la información a través de asesinatos, ataques armados contra sedes de diarios, amenazas y secuestros. Este proceder de los narcos provoca la autocensura de los periodistas como medida de autoprotección. La estrategia ha tenido mucho éxito ya que en grandes zonas de México el temor hace que el silencio informativo se haga presente y la desinformación es total, un silencio, dice la Asociación, hecho a fuerza de plomo.
Numerosas periódicos y medios de comunicación en provincias afirman sentirse perdidos en lo que llaman la “jungla” y agregan que México se ha convertido en el país más peligroso del continente para ejercer el periodismo debido a que los grupos delictivos se han convertido en un actor político con el que tienen que luchar a diario.

Indiferencia y complicidad con el crimen
La WAN-IFRA profundiza en el papel que desempeñan las autoridades en este problema y añade que en muchos casos se muestran indiferentes y en otros son cómplices y por si todo ellos no creara una crisis total en el sexto, las autoridades son responsables de conceder total impunidad a los agresores. La Asociación señala en su estudio que existen informes sobre cómo las autoridades mexicanas son responsables de la mayoría de las agresiones cometidas contra periodistas poniendo así de manifiesto ragas antidemocráticos y un total menosprecio al papel de la prensa en la sociedad.

Así mismo, debido a la precaria situación en la que se encuentran los profesionales de la prensa, aconseja modificar la ley penal al respecto, que se asignen recursos financieros y de personal para que la Fiscalía de Delitos contra la Libertad de Expresión en México disponga de medios para realizar debidamente investigaciones dirigidas a esclarecer los casos. También hace hincapié en la necesidad de perfeccionar un mecanismo de protección a los representantes de la prensa. Primordial resulta igualmente, según el informe, la implementación de medidas para frenar la impunidad y acabar con este azote.

WAN-IFRA concluye diciendo que la única posibilidad de solucionar la crisis de violencia contra la prensa es, sin duda, que las autoridades mexicanas intervengan de manera activa y resuelta; no solamente es necesario tener voluntad. Hay que poner verdaderamente todos los medios para que el derecho a disfrutar de una libertad de prensa y de expresión se convierta en algo real a lo que el ciudadano común en México tiene derecho, tal y como lo recoge la declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Fuente: Radio Nederland

Comentarios

Skip to toolbar