El papa envia un videomensaje a los cubanos

0

El papa Francisco envió el jueves un inédito mensaje videograbado al pueblo cubano para darle un mensaje de esperanza y fe a escasos dos días de su primera visita a la isla.

“Deseo enviarles un saludo fraterno antes de encontrarnos personalmente”, dijo el pontífice en el mensaje divulgado por la televisión cubana. Jesús, añadió, “no nos abandona nunca”, sin importar que la gente no se porte como él espera.

“Voy a visitarlos para compartir la fe y la esperanza, para que nos fortalezcamos mutuamente en el seguimiento de Jesús”, manifestó Francisco, quien llegará el sábado a La Habana para una visita de cuatro días antes de continuar hacia Estados Unidos.

“Cuando no nos portamos como él espera, siempre se queda al lado, dispuesto a acogernos, a confortarnos, a darnos una nueva esperanza, una nueva oportunidad, una nueva vida”, les aseguró en la alocución de poco más de cuatro minutos. “Él nunca se va, él está siempre ahí”, dijo.

Cuba es un país encabezado por un gobierno que por años había mantenido tensiones con la Iglesia católica y otras religiones, e incluso persiguió a sacerdotes y a quienes confesaban sus creencias. Las relaciones, sin embargo, comenzaron a mejorar desde la visita de Juan Pablo II a finales del siglo XX, pero aún es raro ver a religiosos en la televisión.

Nunca antes un pontífice había enviado un mensaje videograbado al pueblo cubano previo a una visita, dijo Orlando Márquez, director de la Oficina de Prensa de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

La prensa estatal anunció en primera plana el viernes que el papa enviaría el mensaje por la noche.

Juan Pablo II viajó a La Habana en 1998 y escribió una carta previa que fue divulgada por la prensa cubana. Su sucesor, Benedicto XVI, viajó a la isla, pero no envió ningún mensaje por anticipado.

Francisco es una figura que contribuyó al deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, cuyos gobiernos anunciaron hace unos meses el inicio de una nueva etapa de acercamiento.

El papa estará el fin de semana en La Habana y luego partirá a las ciudades de Holguín y Santiago, en el este de la isla, en una gira en la que oficiará varias misas multitudinarias, incluida una en el santuario de la Virgen del Cobre, a quien dijo que encomienda su viaje.

Vaticano espera el fin de embargo a Cuba

La Santa Sede dijo el jueves que espera que la restauración de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana se traduzca rápidamente en el fin del embargo comercial impuesto por Estados Unidos a la isla.

En vísperas del viaje del papa Francisco a los dos otrora enemigos durante la Guerra Fría, el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, recordó que el Vaticano exhorta desde hace mucho tiempo a levantar las sanciones por considerar que perjudican principalmente a la gente común.

En entrevista con la TV vaticana, Parolin dijo que hay optimismo en vista del acercamiento entre los dos países.

“Como dijeron los obispos, existe la esperanza de que las medidas de este tipo -la liberalización de los vínculos sobre todo a nivel económico- traigan una mayor apertura desde el punto de vista de la libertad y los derechos humanos que son fundamentales para la vida del pueblo”, dijo Parolin.

Parolin también reconoció que en Estados Unidos se critica el mensaje económico y ambiental de Francisco. Opinó que el pontífice invitará a todos los estadounidenses a reflexionar y reconocer que algo debe de cambiar en la relación de la humanidad con la creación.

“Creo que es justo comprender que las cosas no van en la dirección correcta y que se debe hallar un camino hacia las soluciones. Creo que el papa invitará a ello: uno puede ofrecer un aporte, pero el cambio es necesario”.

Francisco parte el sábado en un viaje de 10 días: los primeros cuatro en Cuba y los restantes en Washington, Nueva York y Filadelfia.

Parolin coincidió en que Francisco llegará a Estados Unidos como inmigrante, temporariamente desde Cuba y que la inmigración será “seguramente uno de los temas más importantes de la visita”.

Francisco ha denunciado la “globalización de la indiferencia” que el mundo demuestra a los migrantes y ha exhortado a las parroquias y órdenes religiosas católicas para que acojan cada una a una familia; el Vaticano ha acogido a dos.

Parolin recordó que Estados Unidos fue fundado por inmigrantes y que tiene una “larga historia de apertura, acogida e integración de las sucesivas oleadas de inmigrantes”.

“Creo que esto podría constituir una base social y cultural para enfrentar los retos diarios de la inmigración y resolver casos dolorosos que están abiertos”, dijo el prelado.

Fuente: AP

Comentarios

Skip to toolbar