El nuevo Mozart tiene 10 años

0

Un alumno de diez años, Aleksandr Doronin, de la escuela de artes número 7 de Yaroslavl, conquistó el premio principal, “El cascanueces de oro”, en la final del concurso internacional de jóvenes músicos Schelkunchik (El cascanueces). El joven músico subyugó a todos con su ejecución de los tres movimientos del Concierto nº 18 de Wolfgang Mozart.

Esta era la 13 edición del concurso internacional televisado de jóvenes músicos Schelkunchik, que se celebra en la sala de conciertos Chaikovski de Moscú. Este año los intérpretes procedían de Francia, Ucrania, Corea del Sur, Estados Unidos, Vietnam, Armenia, Turquía, Kazajistán y Polonia. Sin embargo, el niño de Yaroslavl superó por su talento a todos los rivales extranjeros.

Aleksandr nos confesó después de su discurso triunfal que su éxito había sido para él una absoluta sorpresa. Sin embargo, se  había marcado un objetivo: llegar a la final del concurso.

El joven virtuoso contó que empezó a prepararse ya en mayo, cada día ensayaba cuatro o cinco horas. “Pienso que mi actuación ha gustado tanto al público porque la orquesta sinfónica ‘Nóvaya Rossiya’, bajo la batuta del director inglés Jan Latham-Koenig, entendió desde la primera nota con mucha sensibilidad mi delicado estado de ánimo. Mozart sólo se puede tocar en ese estado”, contó el ganador.

Cabe comentar que Aleksandr no sólo se granjeó el aprecio del jurado sino también de todo el país. Y es que el canal de televisión estatal ‘Kultura’ realizó una votación vía SMS y los espectadores de todo el país dieron su voto a Sasha Doronin.

Uno de los miembros del jurado, la Artista del pueblo de la URSS Liana Isakadze, solista de la Filarmónica Académica Estatal de Moscú, comparte sus impresiones del concurso:

“El mismo Mozart tocaba con ese coraje, parece que la música la haya compuesto él. Realmente es un don divino. Lo principal es que, cuando se haga adulto, conserve su alma de niño. Así no perderá el talento.

No me sorprende que de la escuela de música central de Moscú  nadie haya llegado a la final. Me parece que tiene que ver con que en la periferia, en las ciudades como Yaroslavl, las personas están más cerca de Dios. Allí no hay ruido de éxitos y logros que les podrían distraer de un trabajo minucioso y concentrado”.

Aleksandr Doronin logró la victoria también gracias a la profesora de música Svetlana Gorgunova, que durante medio año estuvo preparando al niño para este reputado concurso.

“Estaba no menos nerviosa que Sasha. La preparación para el concurso la hicimos juntos, él casi no trabajaba solo. Es la primera vez en mi ya dilatada trayectoria que me encuentro con un niño con tanto talento”, explicó Svetlana Gorbunova.

En el talento de Aleksandr repararon hace mucho tiempo. Es la primera vez que gana una competición tan importante, pero Sasha es ya un concursante experimentado, más de una vez ha sido laureado en concursos internaciones y regionales.

La abuela de Aleksandr Doronin que, junto con la profesora, viajó a Moscú para apoyar a su nieto, contó: “En la escuela lo apuntamos por casualidad a los cinco años. Desde entonces Sasha se sienta ante el instrumento 4 o 5 horas al día. Pero no podíamos imaginar que en sólo cinco años alcanzaría semejante éxito”.

Sasha Doronin es la primera persona natural de Yaroslavl en alzarse con este concurso internacional. Cuando el músico volvió a casa, recibió una felicitación personal del gobernador de la región de Yaroslavl, Serguéi Yastrebov, y una invitación para tocar en la filarmónica local.

“Espero que tu ejemplo sea contagioso para otros niños y niñas. Queremos que en nuestra región haya muchos jóvenes talentos en diferentes ámbitos: desde la música hasta las matemáticas”, dijo el gobernador a Aleksandr.

Fuente: Rusia Hoy

Comentarios

Skip to toolbar