El coronavirus pierde potencia, afirman expertos en Italia

0

“En realidad, el virus ya no existe clínicamente en Italia”, dijo Alberto Zangrillo, jefe del Hospital San Raffaele en Milán, en la norteña región de Lombardía, que ha sido la peor golpeada de los contagios en el país. “Los hisopos que se realizaron en los últimos 10 días mostraron una carga viral en términos cuantitativos que era absolutamente infinitesimal en comparación con los realizados hace un mes o dos meses”, dijo a la cadena RAI.

https://i2.wp.com/elcomercio.pe/resizer/Ii1FVjofm4tNwztMCGDj48pOVFY=/980x528/smart/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/elcomercio/TWNZ6D6BNVF2DI5STTVMPMDRNQ.jpg?w=702&ssl=1

La sorprendente declaración del director de la unidad de cuidados intensivos del hospital universitario San Raffaele de Milán, de que el nuevo coronavirus “ya no existe desde el punto de vista clínico”, ha causado polémica entre autoridades del sector salud italiano y la propia OMS, que rechazan dicho enfoque en relación con el SARS-CoV-2.

Sin embargo, Zangrillo se apoyó en las conclusiones de un estudio, aún no publicado, realizado por el director del Instituto de Virología de la Universidad San Raffaele, Massimo Clementi, y el profesor Guido Silvestri, de la Universidad Emory (EE.UU.).

A su vez, Matteo Bassetti, director de la clínica de enfermedades infecciosas del hospital San Martino en Génova, también declaró este lunes que el nuevo coronavirus ya no es el mismo, según su experiencia. El virus “ahora puede ser diferente: la potencia de fuego que tenía hace dos meses no es la misma potencia de fuego que tiene hoy”.

“Actualmente, el nuevo coronavirus circula menos, es decir, la carga viral en circulación entre la población ha disminuido y este es el efecto tanto del bloqueo como de las medidas aún vigentes, como el uso de las máscaras y el distanciamiento: esto ha determinado que haya menos casos y que sean menos graves”, dijo, citado por ANSA. . “Está claro que hoy la enfermedad COVID-19 es diferente”.

Italia tiene la tercera cifra más alta de muertes en el mundo por COVID-19, con 33.415 decesos desde que el brote salió a la luz el 21 de febrero. Además, tiene la sexta cifra más alta de casos mundiales con 233.019.

Sin embargo, las nuevas infecciones y muertes han disminuido de manera constante en mayo y el país está retirando algunas de las restricciones más rígidas introducidas en todo el continente para frenar la propagación del virus.

Zangrillo dijo que algunos expertos eran demasiado alarmistas sobre la posibilidad de una segunda ola de infecciones y que los políticos debían tener en cuenta la nueva realidad.

“Tenemos que volver a ser un país normal”, afirmó. “Alguien tiene que asumir la responsabilidad de aterrorizar al país”.

El gobierno, en tanto, instó a la cautela, asegurando que era demasiado pronto para cantar victoria.

“A la espera de evidencia científica que respalde la tesis de que el virus ha desaparecido… invitaría a quienes digan que están seguros de no confundir a los italianos”, dijo en un comunicado Sandra Zampa, subsecretaria del Ministerio de Salud.

“En cambio, deberíamos invitar a los italianos a mantener la máxima precaución, mantener el distanciamiento físico, evitar grupos grandes, lavarse las manos con frecuencia y usar mascarillas”, agregó.

Fuente: Reuters/ ANSA/ RT

Comments are closed.