Disturbios sacuden al DF (FOTOS)

0

El procurador general de Justicia del Distrito Federal, Jesús Rodríguez, informó que hay 92 detenidos, cuatro policías heridos de gravedad y cuatro civiles lesionados por petardos, luego de los desmanes de este sábado, en el marco de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de la República. Hay destrozos en decenas de oficinas públicas y negocios; en algunos hubo saqueos.

En varias ocasiones, los manifestantes enfrentaron a la policía.

En conferencia de prensa, el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, consideró esos actos de “barbarie” y aseguró que actuarán con todo el peso de la ley.

A pesar de que el Distrito Federal es una ciudad de libertades, nunca se había tenido un acto de provocación de tal magnitud, sostuvo Ebrard Casaubon, quien aseguró que las avenida Juárez, Reforma e Insurgentes ya están bajo control.

El mandatario local negó las versiones difundidas a través de las redes sociales que informaron sobre la muerte de una persona durante los enfrentamientos entre elementos de seguridad que vigilaban el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Detalló que los detenidos se autodenominan anarquistas y que será la procuraduría capitalina la que en breve procederá a identificarlos, aun cuando se manifestaron encapuchados.

“Dicen ellos que son anarquistas, no sabemos quien los mandó, aunque el objetivo es muy claro: crear desorden”, señaló el Ejecutivo local.

Indicó que se trata de personas que se han dedicado a destruir, a lanzar bombas molotov, incluso a rociar gasolina contra policías y a destruir inmuebles públicos y privados, situación que es investigada por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Destacó que esos actos vandálicos nada tienen que ver con las manifestaciones pacíficas y políticamente aceptadas que tienen lugar en la capital mexicana, por lo que reiteró que se llegará hasta sus últimas consecuencias.

Las afectaciones contra propiedades públicas y privadas ocurrieron en diferentes puntos del Distrito Federal, principalmente en Avenida Juárez, y que si bien en ese lugar, al igual que en el cruce de Insurgentes y Reforma la situación está controlada, los elementos de seguridad permanecerán allí para mantener la vigilancia.

“Vamos a permanecer en la zona porque no sabemos qué planes tengan esas personas”, comentó el funcionario local, quien dijo que a uno de los detenidos le fue asegurada una granada de fragmentación.

Ebrard Casaubon anunció que se mantendrá atento al desarrollo de las investigaciones, y que de ser necesario dará a conocer nuevos avances sobre las pesquisas que se llevan a cabo para castigar a los responsables, pues el objetivo es llegar a sus últimas consecuencias.

A su vez, Rodríguez Almeida manifestó que se trabaja de manera conjunta con la Secretaría de Seguridad Pública y la Policía de Investigación en diversas zonas donde se suscitaron daños.

Señaló que se trata de ataques a la paz pública en pandilla, delitos que van de cinco a 30 años de prisión.

Comentó que la mayoría de las detenciones se llevaron a cabo en Avenida Juárez, cerca del Monumento a la Revolución y en la calle Regina, y que las bombas molotov y la granada de fragmentación que se le encontró a uno de ellos se envió a los servicios periciales.

Mencionó que los rijosos “se tapaban la cara para evitar ser reconocidos en las acciones violentas que realizaron en la ciudad; hasta el momento hay cuatro policías de la SSP lesionados de gravedad, y cuatro civiles lesionados por petardos”.

También resultaron dañadas cinco unidades de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal y de la Policía de Investigación.

Puntualizó que se clasificarán las lesiones y la gravedad de las mismas en el momento de terminar la averiguación previa correspondiente.

Fuente: Notimex

Comentarios

Skip to toolbar