Votan dictamen de reforma laboral

0

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Carlos Aceves Olmos, anunció que será hoy miércoles 26 de septiembre a partir de las 09:30 horas cuando inicie la discusión del predictamen de la Reforma Laboral enviada por el presidente Felipe Calderón. Sería votado en lo general.

Este martes, diputados de todos los grupos parlamentarios representados en la Comisión del Trabajo y Previsión Social expresaron su opinión a favor o en contra del proyecto de Reforma Laboral.

El proyecto de dictamen fue elaborado por la presidencia de la Comisión con las propuestas de todos los grupos parlamentarios y entregado ayer por la noche a los integrantes de esta instancia legislativa para iniciar la discusión este martes.

Al iniciar la sesión de este día se presentó el procedimiento que aprobó la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para discutir el proyecto de dictamen; diversos diputados tomaron la palabra y posteriormente hubo el posicionamiento de cada uno de los grupos parlamentarios.

El diputado priista Héctor Gutiérrez de la Garza, dijo que los temas de autonomía sindical y derecho a la huelga de los trabajadores fueron respecto a la propuesta original del Ejecutivo, “no por cuestión de capricho” sino porque se violentaban los derechos constitucionales en la materia.

Aseguró que el documento que está a debate “no es la iniciativa de Calderón”, porque contiene argumentos de todos los grupos parlamentarios.

Marcelo de Jesús Torres Cofiño (PAN) reprobó que aspectos necesarios para fortalecer la situación laboral en México, incluidos en la propuesta del Ejecutivo, no fueran tomados en cuenta en el dictamen de la Comisión del Trabajo.

Sin embargo, aplaudió que se hayan integrado temas importantes como el impulso de la productividad y competitividad en el trabajo, los nuevos criterios de contratación, la regulación del outsourcing o subcontratación y la mejora a las condiciones laborales de los trabajadores del campo, entre otros.

Martí Batres Guadarrama (PRD) cuestionó el proyecto y consideró que violenta el contenido de la Constitución.

Indicó que la propuesta condiciona la permanencia del empleo a la productividad, no incluye la trasparencia sindical, abusa de los contratos a prueba, de capacitación inicial y legaliza las renuncias en blanco al no prohibirlas.

Expresó que legaliza la libre subcontratación, generando un “mundo de ficción”, anula posibilidades de tener seguridad social, prestaciones y jubilación. Además de que ocasiona el aumento de accidentes.

Tomás Torres Mercado (PVEM) se pronunció a favor de debatir el contenido del dictamen de la iniciativa, cuidando la legalidad del procedimiento como forma de dar soporte y legitimidad a la Reforma Laboral.

Adelantó que su fracción reservará los puntos que no coincidan con su propuesta alternativa de redacción; se manifestó a favor de la generación de empleos, otorgar plazas laborales a los jóvenes y sancionar a las partes litigantes que influyan en el aplazamiento de un juicio laboral de manera dolosa.

Luisa María Alcalde Luján, del Movimiento Ciudadano, enfatizó que es una tesis falsa que la flexibilidad laboral dará mayores oportunidades de empleo, ya que sólo “se ofrecen chambitas de pocos meses con cero prestaciones y poco salario”.

Indicó que el dictamen no resuelve de fondo los grandes problemas del sindicalismo corporativo, por el contrario, agregó, se da un paso atrás en la transparencia.

Adolfo Orive Bellinger (PT) consideró que la iniciativa enviada por el Ejecutivo pretende incrementar la productividad de las empresas a costa del bienestar de los trabajadores, aunque reconoció que en el dictamen de la Comisión del Trabajo se hicieron modificaciones importantes en materia sindical y modalidades de contratación.

Exhortó a la Comisión a tomar en cuenta visiones como las del Frente Legislativo Progresista para presentar ante el Pleno una Reforma Laboral que no implique reactivar la economía del país al abaratar los costos de la fuerza del trabajo y disminuir los ingresos de los empleados.

José Caamal Mena, de Nueva Alianza, subrayó que México no puede abstraerse de la necedad de llevar cabo cambios en la Ley Federal del Trabajo e instó a lograr una reforma donde se preserven los derechos consagrados en el artículo 123 constitucional.

Indicó que su bancada ha identificado varios puntos en el dictamen donde no existe certeza jurídica; como ejemplo dijo que no se precisa cómo se determinará la antigüedad en las nuevas modalidades de contratación, así como la cantidad del pago por horas.

Comentarios

Skip to toolbar